Imagens das páginas
PDF
ePub

LIBRO I. TIT. XXXIX. XL.

TÍTULO XXXIX.
Del oficio de Camarlengo.

I. EN esta ley se disponia que el Camarlengo no pudiese despachar con el sello secreto cosas algunas tocantes á la administracion de justicia, ni otras letras patentes de cualquier materia, sino en la forma que se expresa en la misma. Por lo dicho se ve, que el tener el sello secreto del Rey, era una de las muchas preeminencias de la dignidad de Camarlengo que habia en la casa del Rey de Aragon, correspondiente en parte á la dignidad de Camarero que habia en la casa Real de Castilla.

TITULO X L.

Del oficio de Protonotario, Secretarios, Escribanos de mandamiento y otros de la Real cancilleria.

DIEZ y siete son las leyes de este título que sin ex- I. plicar tampoco los oficios de que habla el epígrafe, trataban de que los que servian dichos oficios no pudiesen despachar ciertas letras sin alguuos requi

sitos que se expresan: de que no se exigiesen mas II.
derechos que los señalados en las leyes, y de las ho-
ras que debian asistir al despacho. Todo esto en el III

dia es inútil saber, pues si bien existen hoy dia los escribanos de mandamiento bajo el título de escribanos de Cámara; pero las obligaciones de estos son de ver en las ordenanzas de la Real audiencia. No

[merged small][ocr errors][ocr errors][merged small][merged small][merged small]
[merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][ocr errors][ocr errors][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][ocr errors][merged small][merged small][ocr errors][merged small][merged small][merged small][ocr errors][merged small][merged small][merged small][ocr errors]

LIBRO I. TIT, XL.

obstante pueden ser útiles las leyes que siguen.
VIII. Ordenamos que los escribanos de man-
damiento siempre que sean requiridos y satisfe-
chos de su salario correspondiente, sin consulta
ni ciencia de oficial alguno estén obligados á dar
á las partes copia, y anténtica si así la quieren, de
los procesos de las causas civiles que ellos actua-
ren, debiéndola empero dar de todo lo que habrá
en el proceso hasta la hora en que la pidieren, y
esto aunque no expresen la causa porque quieren
dicho traslado. De las deposiciones empero de los
testigos, no se dé copia hasta que estén publica-
dos: que semejante copia se dé de las causas cri-
minales y procesos de regalia, con tal que estén
ya falladas y no sea proceso hecho en virtud del
usage auctoritate et rogatu : entendiéndose empe-
ro que sea dada copia auténtica ó tal cual la pi-
dieren de aquella parte del proceso que esté pu-
blicado y segun que se hubiere publicado, y de
las defensas que habrá dado el que pidiere la co-
pia, y de la sentencia, pagadas aquellas cosas que
de justicia se deben pagar, y esto bajo pena de
quinientos florines de oro de Aragon, y no obs-
tante cualquiera prohibicion que en contrario se
hiciere.
XI. Ordenamos, que cualesquier escribano de
mandamiento, requirido que sea por universidad,
capítulo, colegio ú otras cualesquiera personas,
así públicas como privadas, estén obligados á pre-
sentar cualesquiera suplicaciones, requirimientos,
actos ó escrituras, excepto letras apostólicas en
causas profanas y entre legos (4), al Lugartenien-
te general, Canciller, Vicecanciller, Regente la

(1) Hoy dia ni en causas eclesiásticas sino se les hubiere cancilleria, y Doctores del Real consejo, mientras se haga con la decencia que corresponde. XVI Al Vicegerente empero de Gobernador de Ca- taluña y condados de Rosellon y Cerdaña, maestro Racional, Baile general y otros cualesquiera oficiales, estén obligados los escribanos de sus res- XVII. pectivas curias y consistorios hacer las dichas presentaciones, como queda arriba dicho bajo pena de ser por el mismo hecho inhabiles del oficio así de las escribanias de mandamíento, como de las otras notarias y escribanias, y que por causa de las dichas presentaciones no sean impedidos, vejados, molestados, ni maltratados, ni en prisiones ni de otra manera por los oficiales de S. M. bajo pena de incurrir en las penas que incurren los violadores de leyes de Cataluña; y sin perjuicio los dichos escribanos y notarios estén obligados á testificar dichos actos y librar aquellos autenticos á las partes, satisfechos en sus salarios correspondientes.

TÍTULO XLI.
Del oficio de Gobernador, de su teniente y de su asesor.

I.

LAs diez y seis leyes de este título son á todas luces inútiles en el dia; pues habiendo cesado es- II tos destinos no conduce saber la obligacion que e tenian de ir siguiendo las veguerias del Principado; el mayor tiempo que podian estar en cada una de III ellas, ni de que causas podian conocer: los jura- e

IV.

dado el pase por el Real y Supremo consejo y con los requisitos que prescribe la ley 9. tit.5. lib. 2. de la novisima recopilacion.

I. 4).

[merged small][merged small][ocr errors][merged small][merged small][merged small]

Martin en las

cor. de Barcel. año 14o9.

Cap. de cor. 16.

Fernando I en

las cor. de Bar

celon.año 1413 Cap. 4.

El mismo en dichas cortes. Cap. de cor. 7.

Fernando II en las prim. cortes de Barcelona, año 1481 C. 13.

El mismo en las segun. cor. de Barcelona, año 1493.C.6o.

El mismo en las tercer. cor. de Barcelona, año 15o3.C.23.

Carlos, en las cuartas cor. de Monzon , año 1542. Cap. 9.

El mismo en dichas cortes.

Cap. decor. 5.

Felipe princ. y Lugarten gen. de Carlos en las primeras cortes de Monzon año 1547. Cap. 62.

El mis. en las
segund. cor. de
Mon.año 1553.
Cap. decor. 19.

Felipe en las

cor..de Monzon año 1585.

Cap. de cor. 5.

[ocr errors][merged small][merged small][merged small][ocr errors][merged small]
[merged small][merged small][ocr errors]

mantos que debian prestar, y cosas semejantes á estas, que es todo lo contienen estas leyes. Véase no obstante lo dicho en el tit. 27. de este libro.

xv.

TITULO XLII.

Del oficio del maestro Racional.

El maestro Racional de la corte debia oir las cuentas de los oficiales Reales trienales, absolver ó condenar por culpas ú omisiones, residenciar la administracion de sus oficios dentro de cuatro años despues que los hubiese dejado; y si el dicho maestro Racional dentro de dichos cuatro años no hubiere oido, examinado y definido las cuentas, quedaban en adelante absueltos asi los oficiales como las fianzas. Este oficio de Racional ha debido seguir tambien lo dispuesto en el art. 37 de la ley 4o tit. 9. libro 5. de la novisima recopilacion.

TITULO XLIII.

Del oficio de Tesorero.

I. Si el Tesorero ó su Lugarteniente general ó Regente la Tesoreria fuese escribano de mandamiento, no pueda usar de dicho oficio de escribano de mandamiento ni por sí ni por substitutos, durante dicho oficio (4).

II. El Tesorero de quien habla esta ley, pueda recibir los derechos aqui explicados, y tenga las cualidades aquí prescritas.

III. Habiéndose suplicado á S. M. ordenar que en lo sucesivo el Regente la Tesoreria sea hombre de capa y espada y no del Real consejo civil ni criminal, ni juez de corte, ni

(1) Este oficio de tesorero era muy distinto y estaba montado por un estilo diferente del que conocemos en nuestros tiempos.

[merged small][merged small][merged small][ocr errors][ocr errors][merged small]
« AnteriorContinuar »