Imagens das páginas
PDF
ePub

El mis. en las V. de la provincia, los que deben arreglarse á las lecor. de Monz. año 1363.C.17

yes generales del reino sobre el particular, y á las

ordenanzas de los respectivos colegios en los lugares E!eonor, consorte y Lugar VI. en que los haya. Lo mismo debe decirse de los méteniente gener.

dicos, y por esto es inútil hacer mérito en particude Pedro Illen las cortes de

lar de las doce leyes que tratan de las cosas que inTortosa, año

dica el epígrafe del título; siendo de advertir que 1365 Cap. 3.

en cuanto a los abogados se prevenia en la ley 49 Fernando II en

VII. que ninguno pudiese ser abogado, juez ó asesor que las cor.de Monzon, año 1510.

no tuviese los cinco libros órdenados del derecho Cap. 31.

civil ó á lo menos los libros ordenados del derecho Carlos en las VI. canónico y que no jurase haber cursado por cinco

años el derecho canónico ó civil. 1542. Cap. 40. Felipe princ. y IX. Lugarten. gen. de Carlos en las primer.cor. de Monzon año 1547. Cap. de cortes 16.

cuartas cortes de Monzon año

[blocks in formation]

Felipe en las eor, de Monzon año 1585.

Cap. 3.

I.

En la primera de estas leyes se disponia que los representantes de las ciudades, villas y lugares pudiesen en cada año nombrar un médico y un boticario quienes con el protomédico ó su substituto pu

Felipe I Ven las primer. cor. de II. Barc.año 1702.

Cap. 76.

diesen reconocer, juntamente con los mismos representantes si quisiesen asistir, y examinar las drogas y demas medicinas, inutilizando las que pareciesen malas. En la segunda se prescriben los años de práctica y modo de recibirse los farmacéuticos, y que el protomédico de tres en tres años debiese hacer tarifa de las medicinas habiendo razon del precio de los simples segun la ocurrencia de los tiempos. Hoy dia debe estarse á los reglamentos del colegio de Farmacia.

TÍTULO VIII.
De los estudios generales.

I.

Felipe en las cor.de Monzon

año 1585.

Cap.de cor.15. Siete leyes contiene este título por las cuales se concedieron algunos privilegios á la universidad de II. El mismo en

dichas cortes. Lérida , la que hoy dia no existe por haberse for

Cap.de cor.16. mado de esta y de la de Barcelona la universidad

El mismo en de Cervera despues del decreto de nueva planta.

III.

dichas cortes. Posteriormente se han publicado varias Reales cé

Cap.decor.17, dulas arreglando los estudios generales. Las mas

IV. Felipe II en las principales son la de 3 de agosto de 1771, la de prim.cortes de

Barc.año 1599. 29 de agosto de 1802, por lo respectivo á aboga

Cap. 32. dos, la de 12 de julio de 1807 y la última que es

V. El mis. en dila de 14 de octubre de 1824, la que ha recibido chas cor.C.34. alguna modificacion en cuanto a los estudios y exá

El mismo en menes que deben hacer los que pretenden ser reci VI.

dichas cortes. bidos de abogados.

Cap. decor. ho. VII. El mismo en

dichas cortes. TITULO IX.

Cap.de cor.61. Que no sea licito ceder ó transferir alguna cosa

á personas mas pudientes (1). I. ORDENAMOS que las leyes romanas que prohiben hacer Pedro III en las

cor.de Monzon

año 1363. C. 3. (1) Véase el tit. 6. lib. 8. de este vol. con lo allí notado.

cesiones á persona mas poderosa , asi en razon de sus riquezas como en razon de su oficio tengan lugar y que deban ser inviolablemente observadas respecto á nuestra persona ó la de la Reina , de los Infantes, Jel heredero y de otros oficiales Reales de cualquiera preeminencia ó estamento (2).

Téngase presente el cap. 11 de la instruccion de corregidores, que es la ley 27 tit. 11. lib. 7. de la Novísima y las leyes 15 16 y i7 del tit. 7. P. 3.

(2) Mieres tom. 2. col. 6. cap. 3. comentando esta ley dice : que ella no es correctoria sino aclaratoria del derecho romano , deduciendo de esto que ella comprende solamente los empleados Reales. pero no los empleados de las ciudades , villas, barones y prelados, respecto los cuales deben observarse las leyes del derecho comun у

las distinciones de las mismas.

Cuando se publicó esta ley y las demas del presente tit. no estaba mandado por regla general observarse en el Principado las leyes romanas (véase lo notado en el tit. 30 lib. 1 de este vol.); y por lo mismo casi debia tenerse por cierto que entonces ninguna fuerza tenian las leyes Per diversas et Ab Anastasio que son las 22 y 23 tit. 35. lib. 4. del cod. de Jastiniano; principalmente cuando en las le. yes de este tit. se trató precisamente de que se observaren las leyes romanas respecto a las cesiones hechas a personas poderosas ; pero respecto a las que se hicieren á otras, solo se continuaron las limitaciones que expresan las leyes 2 y 3. Mas despues de la publicacion de la ley única tit. 30 lib. i. obligaron tambien en el Principado las dichas leyes Per diversas et Ab Anastasio, y los autores provinciales trataron bastante de la inteligencia y aplicacion de aquellas leyes , sobre cuyo particular pueden verse Cancér part. 1. cap. 13. n. 73 y siguientes, part. 2. cap. 1. n. 280 y 281, par. 3 cap. I. n. 161; Fontanella decis

. 180 n. 9, y principalmente Tristany decis. 51 n. 36 al 48 y 5 1 al 69, donde hay una recopilacion de casi todo lo

que

han dicho los autores municipales y aun de otras provincias y reinos que han escrito sobre el particular, transcribiendo en dicho n. 69 el dictamen de los principales abogados de Barcelona, inclusos algunos magistrados de la Real audiencia antigua acerca de sí las cesiones hechas por los acreedores de censales que gravita ban sobre las rentas del General de Cataluña, que parece habian sido hechas por an vil precio, podian cobrar por entero el capital de dichos censales, en el que se resume casi todo cuanto puede decirse en esta materia. Sobre la misma deben no obstante hoy dia tener

Carlos en las tercer. oor. de

año 1537. Cap. 14.

II. Queriendo evitar las muchas cuestiones y partidos que se promueven en todos los pueblos del principado de Monzon , Cataluña

у condados de Rosellon y Cerdaña, Ordenamos que ninguna persona de cualquier estado

у

condicion que sea , pueda vender , dar, ceder o transferir á otra persona la instancia ó querella que por cualquier motivo le competa por daño o injuria recibida de alguno : ni aquel á quien será transferida pueda adquirir derecho alguno, á menos que se le hubiese transferido ó la hubiese adquirido por titulo de sucesion ó berencia universal : y si lo contrario se hiciere, asi el que transfiere como aquel á quien se habrá transferido la instancia , pierdan todo su derecho y accion y no puedan hacer instancia alguna.

III. Ordenamos que cualquiera persona que de palabra ó en escritos hiciere donacion de derechos y acciones á Felipe princ. y acriminados, bandidos y malos hombres de partido, a fin de Carlos en las de

que estos con desafios, amenazas ó de otra manera lo- segun. cor. de gren y consigan lo que se les ha donado, ipso facto quede privado del derecho que tuviese en las cosas donadas, sin que de ellas pueda haberse mérito alguno en juicio ; y los derechos y acciones los adquieran los que ya poseyeren ó cuasi las cosas comprendidas en la donacion , ó los que estaban obligados á los expresados derechos y acciones, y el acriminado, bandido, hombre de partido que tal donacion aceptare, sea castigado y condenado á servir toda su vida en las galeras de S. M. Lo mismo ordenamos respecto á los que otorgan poderes y otros traspasos á dichos bandidos.

Mon.año 1553.

Cap. 18.

se presentes las disposiciones de S. M. sobre vales Reales , especialmente la de 3 de abril de 1818, por las cuales se vé quedar aprobada la cesion de ellos por menor valor del que representan, y siguiendo el que tienen en la plaza. Puede tambien tenerse presente lo que dispone la ley 64 tit. 18 par. 3.

TÍTULO X.

Del dolo

j

mal engaño.

otros que

[ocr errors]

Usage I. En estos dos usages sustancialmente se dice : en Statuerunt etiam præfati.

el primero que nadie cause daño a otro en el dia en

que le hubiere saludado ó besado ; y, en el segunUsage similiter nempe. II. do

que

el

que estuviere hospedado ó comiere con otro se abstenga enteramente de dañarle en modo alguno; y que si en uno y otro caso se hiciere lo contrario se enmienden los perjuicios sin replica y sin engaño (1).

TÍTULO XI.
De los menores de veinte y cinco años

g

están en poder de sus padres (1). Fernandoll en III. Para remediar los desórdenes cometidos por mulascor.de Mon. año 15106.57. chos jóvenes quienes para jugar y otros motivos deshones

tos han tomado censos vitalicios y contraido otras obligaciones, destruyendo en gran manera su patrimonio , Ordenamos que todo menor de veinte y cinco años, de cualquiera condicion que sea que tenga padre y no sea ni haya

(1) En el primero de los dos usages dice el texto latino sine aliquo interdicio, el catalan; sens alire contradit ; y respecto al otro usage dice el texto latino : sine ingano, y el catalan sens engany. Véase lo que se dice en el dissurso preliminar en la explicacion de

(1)* Cancer en la part. 2. cap. 1. trata extensamente varias cuestiones may utiles, ya sobre la inteligencia y aplicacion de las leyes de este titulo, ya sobre las principales en materia de menores de 25 años.

Desde 1814 hay algunos fallos de la Real audiencia en que se ha adjudicado a los menores de 25 años mayores de 18 casados y velados la administracion de sus bienes y de su muger con arreglo á la ley 7. tit. 2. lib. 10. de la Novísima recopilacion ; pero véase la nota al tit. $. lib. 5. de este vol.

у

los usages.

« AnteriorContinuar »