Imagens das páginas
PDF

contra quien se hiciere la escritura dentro de dos dias cumi

todos los autos y diligencias judiciales. Y para la mas perfecta y puntual inteligencia de esta nuestra Real determinacion hareis se imprima y publique en esa capital y demas ciudades y villas cabezas de corregimientos, y que se registre en los libros de acuerdo de esa audiencia paraque en todo tienpo conste, dando para todo las ordenes y providencias que convengan. Dada en Madrid á 29 de Noviembre de 1756= Se ha dado y publicado el presente pregon á los 8 de enero de 1757 (*).

REAL PROVISION
de 8 de Junio de 1759

Ganada por el estado eclesiastico de la provincia Tarraconense.

D. Felipe por la gracia de Dios Rey de Castilla de Leon etc. A Vos el nuestro gobernador y capitan general del principado de Cataluña, presidente de la nuestra audiencia que reside en la ciudad de Barcelona, regente y oidores de ella, salud y gracia : Ya sabeis que por parte del estado eclesiástico secular y regular de ese principado y provincia Tarraconense, se nos representó, que habia estado de tiempo inmemorial y estaba de presente en la quieta y pacífica posesion de que en los contratos de rentas, arrendamientos, transacciones, creaciones de censos y demas que se ofrecian celebrar entre monasterios, iglesias y personas eclesiásticas en órden á las propiedades, frutos y rentas de sus bienes, y generalmente en cualesquiera contratos dimanados de testamentos, pias fundaciones, y los demas de interes de dichos monasterios, iglesias y personas eclesiásticas, celebrados con personas legas ó seglares , se pudiesen estas someter para su cumplimiento á los tribunales y justicias eclesiásticas, como tambien hacer juramento en los contratos que se requiere para su validacion; y que en su consecuencia en las escrituras de ellos se expresasen y pusiesen las cláusulas correspondientes de sumision y juramento, lo que se habia practicado hasta ahora, no solo en conformidad á la disposicion del derecho comun sino con arreglo á lo que pcrmitian las leyes Reales y conforme se practicaba generalmente en estos nuestros reinos, siempre que los eclesiásticos contrataban con personas legas ó seglares, y que ahora con motivo de haberse publicado en ese Principado una Real provision expedida en 29 de noviembre del año pasado de 756, en que se prevenia que

(*) Véase lo que respecto á esta ley se nota en el tit. de testamentos.

plidos si los quisiere el respondiente contaderos, desde que

en los contratos celebrados entre personas legas sobre cosas mera. mente profanas no se interpusiese juramento, ni se hiciese sumision al fuero eclesiástico conforme se disponia por las dichas nuestras leyes Reales y se practicaba, los escribanos de ese principado dudosos de la inteligencia de dicha Real Provision y por miedo de las penas establecidas por ella, se excusaban y no querian poner en las escrituras dichas cláusulas de sumisiones y juramentos en los casos que iban expresados, y que respecto que de tener efecto esta novedad, se les seguiria gravísimo perjuicio por las mayores dilaciones y gastos que se les ocasionarian para lograr el cumplimiento de sus contratos si no se pusiesen en ellos dichas cláusulas de sumision y juramento y que este inconveniente resultaria en perjuicio de nuestra Real persona, pues no cumpliéndosele á dicho estado eclesiástico puntualmente los pactos hechos con personas seglares en órden á sus diezmos, frutos y rentas, no podria aprontar á beneficio nuestro con la brevedad y zelo que se deseaba y lo practicaba el contingente respectivo á las gracias del subsidio y excusado, y que nunca podria ser nuestra Real intencion que se les desposeyese de tan anticuada posesion, que sobre ser conforme á las disposiciones canónicas y civiles, convenia con lo establecido por las leyes de estos nuestros reinos y con lo mismo que se observaba con el estado eclesiástico, secular y regular de Castilla y de Leon , en cuya atencion y paraque cese en los escribanos la duda que con equivocacion de casos habian querido formar Nos pidió y suplicó fuesemos servido mandar no se innovase en la referida posesion y costumbre en que se ballaba dicho estado esclesiástico declarando en caso necesario que los escribanos de dicho principado, sin embargo de dicha Real provision de 29 de noviembre de 756 pudiesen libremente y sin pena alguna pomer la cláusula de sumision á las justicias eclesiásticas en todos y cualesquiera contratos que las personas legas celebrasen con los eclesiásticos en lo respectivo á sus bienes, y diezmos, frutos, rentas, como tambien la cláusula del juramento siempre que para su validacion le requiera cualquier contrato. = Y visto por los de muestro consejo teniendo presente el informe que en esta razon hicisteis en 7 de febrero próximo, y lo que en inteligencia de todo se dijo por el nuestro fiscal, por auto que proveyeron en 4 de este mes se acordó expedir esta nuestra carta. = Por la cual queremos y es nuestra voluntad no se innove en la posesion y costumbre en que se halla dicho estado eclesiástico de ese Principado, y en caso necesario declaramos que los escribanos de él, sin embargo de la citada nuestra Real provision de 29 de noviembre de 756 puedan libremente

habrá hecho la protestacion, y sino se hiciere que pierda

y sin pena alguna poner la cláusula de su mision á las justicias eclesiásticas en todos y cualesquiera contratos que las personas legas celebren con las eclesiásticas en lo respectivo á sus bienes, diezmos frutos y rentas, como tambien la cláusula del juramento siempre que para su validacion lo requiera cualquier contrato con arreglo en todo á lo que está prevenido en el fin de la ley 1 tit. 1 lib. 4 de la nueva recopilacion (hoy ley 6, titulo 6. libro 1 o , de la novísima recopilacion), á cuyo fin y para su mas puntual observancia, daréis y haréis dar las órdenes circulares correspondientes á los escribanos de ese Principado paraque con ningun pretesto se excusen de ejecutar esta resolucion; que así es nuestra voluntad : Dada en la villa de Madrid á 8 dias del mes de junio de 1759 etc. Esta Real órden fué mandada guardar y cumplir en 5 de agosto de de 1759.

REALES ORDENANZAS
de 24 de julio de 1755 (1).

Jaime Miguel de Guzman etc. gobernador y capitan general del ejército y principado de Cataluña y presidente de su Real audiencia etc. Por cuanto hemos recibido una Real provision del Consejo, su fecha en Madrid á 24 de julio del corriente año, en que con motivo de las resultas de la visita general de escribanos de este Principado, y de lo representado en el asunto, con memorial dado á S. M. por los colegios de notarios públicos Reales colegiados y de número de esta ciudad de Barcelona, se ha dignado S. M. establecer algunas nuevas reglas para el régimen y ejercicio del arte de notaría que deberán observarse en adelante uniformemente por todos los notarios de este Principado; cuyas Reales disposiciones y reglas son á la letra como siguen. Queremos y es nuestra voluntad que la visita de dichos dos colegios de escribanos de Barcelona se haga de tres en tres años por el ministro protector de cada respectivo colegio con escribano de su satisfaccion que no sea de los colegiados, y sin intervencion de sus priores, con tercera parte del salario que se asignó en la visita general ocupando el menos tiempo que sea posible y dando cuenta al Consejo de lo que resulte.

(1) Es la ley 28. tit 15. lib. 7. novis. recop. Se advierte que este decreto, y la ley de la novis. difienen algun tanto en la construccion de las cláusulas; y en, la numeracion de los dos primeros apartados. Aqui se ba seguido la ley de la novis.

el oficio; y pasados los dichos dos dias, pueda el escribano

II. Para evitar en lo sucesivo los fraudes que justamente puedan recelarse de continuar la práctica que hoy observan los escribanos de Barcelona, derogo el privilegio llamado: Recognoverunt proceres, la constitucion 4 del tit. 15 de los notarios y escribanos y todas las denas que motivaron ó pudieron influir á las excepciones puestas á los escribanos colegiados en el reglamento del año 1756, las cuales mando que se quiten; y en su conseceuncia todos los escribanos del principado de Cataluña y señaladamente los de la ciudad de Barcelona sin distincion de colegiados ni no colegiados, guarden y cumplen lo prevenido en el citado reglamento del año de 1756, en todos sus capítulos en que no fueron exceptuados escribanos colegiados y sobre que el juez visitador no ha encontrado abusos que representar; y ademas observarán tambien inviolablemente las reglas siguientes. III. Extenderán y formalizarán en sus manuales los testamentos nuncupativos desde luego que se hayan otorgado, sin esperar la muerte del testador, y á los testigos se hará saber la voluntad de este segun la naturaleza del testamento nuncupativo. En el testamento cerrado en el acto de la entrega que de él hace el testador al escribano, firmarán los dos testigos instrumentales de ella sobre la cubierta del expresado testamento. IV. En adelante extenderán por entero los poderes generales sin dejar blancos para las cláusulas de los especiales, con apercibimiento de que no haciéndolo así serán gravemente castigados. V. En ninguna especie de escrituras de manuales ó protocolos dejarán blancos algunos para llenarlos despues de otorgada y cerda, sin embargo de cualquiera órden contraria , y aun que las escrituras sean ¿ aquellas que piden la aprobacion y firma de los señores directos; pues se ha de tomar por instrumento separado el consentimiento del señor del directo dominio VI. Harán y formarán los protocolos en pliegos separados de forma que no sobre ninguno, y si soborse algun medio pliego despues de puesto el finis le barrearán. VII. Se entenderá quitada la excepcion que por el capítulo 5o del reglamento del año de 756 se puso á los escribanos colegiados en cuanto á que no diesen signados las escrituras sin que primero estnviesen asentadas en sus libros manuales ó protocolos; y en su conformidad dichos escribanos colegiados observarán, igualmente que los no colegiados el no dar escritura alguna signada con su signo sin estar antes asentada en su manual, bajo la pena de que la escritura que en otra forma dieren sea en sí ninguna, y el escribano pierda el oficio, quede inhabil para haber otro, y sea obligado á restituir el interés a la parte.

VIII. Podrán reducir á escritura pública las atestaciones extrajudiciales, con tal que semejantes informaciones se hagan declarando y jurando voluntariamente los testigos, sin que el escriba. no haga oficio alguno de juez y si solamente extender lo que ellos voluntariamente dijeren. IX. En adelante pondrán entero en las escrituras todo lo contenido de ellas, de tal suerte que cuando se saquen las copias auténticas contengan las misinas materiales palabras, en fechas, cláusulas, partes y condiciones que se hayan escrito en los protoco los; y nada se añadirá ó aumentará en ellas sino el concuerda ó sus cripcion del escribano. X: No se otorgarán las cancelaciones de deudas y redenciones de censos por resúmen al márgen de los instrumentos de deuda ó censo y si en escritura separada y papel correspondiente al año de su fecha; expresando que se glose y cancele la principal del debitorio, y notando mútuamente al márgen los foleos de ambas, pa. raque en todo tiempo conste del censo ó deuda y la redencion y paga de esta; la cual se otorgará por instrnmento verdadero capaz de dirimir la obligacion contraida. XI. Las escrituras de almonedas y ventas de bienes muebles se recibirán con relacion de pregonero y testigos , y observatir do la solemnidad que prescribe el derecho, bajo los apercibimieumientos hechos por el visitador á los escribanos. XII. Los escribanos sustitutos que regentan escrituras de otros ya difuntos, no podrán regular y extender en papel sellado las que estos dejaron apuntadas en borrador y papel comun de so propia autoridad y sin justificacion, que mandará recibir el jueo ordinario de haber sido recibidas por dicho escribano difunto; y en caso de no haberse cumplido la providencia dada por el juez visor tador, paraque se regulasen á costa de sus dueños en papel sellado del año de 1752, todas las escrituras del actual decenio que so hallaban en borrador y papel comun, lo harán los escribanos en po" pel sellado de este año; y en otra forma no den copias auténtico de ellas, bajo de los apercibientos que les ha impuesto dicho lueo III. Se salvarán y rubricarán las adiciones marginales, postillas, entre reglones y testados en los manuales; y estos se signarán al pro" cipio y fin, bajo de los apercibimientos que sobre esto les ha hecho el visitador á los escribanos. XIV. No se hará novedad en el estilo de empezar contando el año por la natividad del Señor; y le continuarán corno hasta aqo los escribanos en sus instrumentos; los cuales se otorgarán en idio. ma inteligible á los contrayentes.

« AnteriorContinuar »