Imagens das páginas
PDF

Y para que venga á noticia de todos y nadie pueda alegar ignorancia hemos mandado hacer y publicar el presente edicto por los parajes públicos y acostumbrados etc Publicado en 15 de octubre de 1 755. En vista de esta Real órden se suscitaron algunas dudas que resolvió el Real acuerdo en 25 de octubre de 1755 en los términos. siguientes: Que debiesen en adelante arreglarse los individuos de ambos colegios á lo prevenido en el reglamento del año 1756 como se establecia en él para todos los escribanos del principado y como si en dicho reglamento no hubiesen sido exceptuados los colegios, por disponerlo asi literalinente la última Real provision del Consejo de 24 de julio del mismo año 1755 publicada en 15 de octubre: Que estipulasen los escribanos de ambos colegios con dos testigos instrumentales los testamentos nuncupativos y la entrega de los cerrados ó inscriptis : Que arreglándose los individuos escribanos de ambos colegios estipulasen con acto ó escritura separada las respuestas de los requeridos, y que en el caso que expresasen de que estos requerian al escribano que no diese autentico el primero sin insercion del segundo; en tal caso debiesen sacar los dos ambos juntos y continuados uno despues del otro bajo un misino papel sellado y encima de una misma clausura y signo del escribano. Finalmente que se arreglasen y observasen los escribanos de ambos colegios á lo resuelto y declarado en el citado Real decreto de 8 de junio de 1759 cuyas respectivas resoluciones y declaraciones puestas sobre cada una de las referidas dudas deberian observar los individuos de ambos colegios por ahora é interin que otra cosa se mandase. No obstante lo dispuesto en el apartado 8 de la Real órden de 24 de julio de 1755 no pueden los escribanos recibir declaraciones extrajudiciales: Acordadas del Consejo de 2 de setiembre y 7 de octubre de 1772 bajo pena de nulidad y 25 tn 9 de nulta al escribano. Edicto del Real acuerdo de 1 o de noviembre de 1772 publicado en 28 del mismo mes. Posteriormente en cuanto al número de escribanos se publicó en 5o de enero de 1771 un plan general para todo el Principado que se lee en Bonet práctica de agentes en el cual se fijaron las villas y lugares en que debia haber escribanos y cuantos en cada un lugar sin que se hiciese novedad en cuanto á Barcelona y su casco, advirtiéndose solo que debía haber uno en Martorell y otro en S. Baudilio de Llobregat. Por lo respectivo á las demas poblaciones ha ha. bido algunas variaciones posteriormente. Por fin deben los escribanos tener presente el auto de la Real sala del crinen sobre la forma como deben entregar los escribanos los pro

[ocr errors][ocr errors][merged small]

dar testimonio y no deba esperar respuesta, ya que no
se le ha dado dentro de aquellos dos dias (5).
II. Ordenamos que ninguno sea recibido de escribano ó
admitido á oficio de notaría, que no sea suficiente en ciencia
y costumbres y que no tenga cumplida la edad de 2 años.
III. Ordenamos que si algun notario á saber, que ejer-
ce arte de notaría en alguna ciudad ó villa ú otro cuales-
quiera, fuere nombrado veguer, baile ó para otro empleo
de jurisdiccion, deba cesar en el ejercicio de notaría en to-
do el tiempo que ejercerá aquel empleo, debiendo el or-
dinario de aquel lugar ó el mismo notario si fuere tal or-
dinario antes que pueda ejercer el empleo nombrar otro
escribano idóneo para el cumplimiento, perfeccion y clau-
sura de los actos por aquel notario ().
IV. Para prevenir los males de la desidia que hasta
aquí se ha experimentado en los notarios, Ordenamos que
cualquier notario que reciba la firma de algun instrumen-
to, escriba ó haga escribir en sus cabreos ó libros de notas la
nota de dicho instrumento largamente ordenado y con to-
das letras dictado, de modo que en aquel instrumento no ha-
ya abreviatura alguna, que hasta aquí se ha acostumbrado
hacer por la palabra etcetera; y que este instrumento esté

cesos á los abogados y procuradores, en el cual su fecha 18 de julio de 1788 se acordó que las justicias hiciesen saber formalmente á los escribanos que despues de encuadernar y coser por órden cronológico de hechos los procesos, los folien numeralmente; sin entregarlos antes á los abogados ó procuradores de los litigantes habiendo en cada curia un libro ó cuaderno en que se exprese el dia y año de la entrega, precediendo á esta mandato ó proveido judicial expresando en el recibo el numero de fojas y piezas de que se componen los procesos sobre lo que se hace responsable á los escribanos en cualquier caso de la pérdida diminucion ó alteracion del proceso de que no quedase en sus oficios recibo legítimo y circunstanciado como queda dicho.

(5). Véase la ley 5o de este título.

(4) No se observa esta ley por no hallarse esto prevenido en la cédula instructoria sobre la formacion de ayuntamientos, y porque de otra parte hoy dia no es permitido hacer sustitutos de escribanos.

obligado á escribirlo ó hacer escribir dentro de dos meses contaderos despues de puesta la firma de todos los contrayentes y de los otros que deben firmar aquel instrumento, pagando empero aquellos contrayentes á los escribanos la mitad del salario correspondiente á aquella escritura: si empero aquel instrumento ó el contrato que él deba contener debe ser dictado á conocimiento de (sabi) un jurisconsulto ó de otra persona, en tal caso empezarán á correr los dos meses luego que aquel lo hubiere dictado y no antes (5); y esto mismo queremos que sea observado en los testamentos: el término empero de dos meses, empieze á correr despues de la publicacion de los testamentos, que se acostumbra hacer despues de la muerte del testador en presencia de amigos, y subseguido requerimiento de ello por aquel que fuere el interesado, y no antes; y si por ventura el testador, durante su vida requeria que su testamento fuese escrito en nota del cabreo ó libro de las notas, deba el notario hacerlo dentro de dos meses inmediato si

guientes al tiempo de dicho requerimiento; pagando em

pero aquel testador la mitad del salario del testamento á aquel escribano. En los lugares empero donde ya estuviere mandado que los notarios deban continuar los testamentos en las notas de los cabreos, sea observado lo que en dichos lugares se hubiere ordenado, y si se averiguare que algun notario no observa las cosas susodichas ó alguna de ellas, sea con sentencia privado para siempre de oficio.

V. Ordenamos que los jueces en las provisiones qué hicieren pongan el dia, mes y año, y el escribano actuario de los procesos así en los originales como en los traslados (6) ponga solamente palabra por palabra la provision hecha

(5) Esta misma dilacion de dos meses dió márgen á que continuasen como continuaron los abusos hasta 1756 y aun despues. Véase la Real Provis. de pág. 545 de este tomo y la nota 5 del tit. 15 de este li. y vol. (6) Véase lo que son estos traslados en la nota 1 del tit. 2o lib. 5 de este volúnen.

[ocr errors]

El mis en dichas cor. C.39

El mis, en di

chas cor. C.65

El mis. en las

terceras cor. de

Bar, año 15o 3. Cap. 15.

El mis en las cort. de Monz. año 15 ro C.39

Carlos en las cor. de Barcel. año 152o C. 7.

por los dichos jueces y la persona por quien se hubiere presentado, sin ningunos otros preámbulos ni extensiones. VI. Ordenamos que los testigos que se suministraren en las causas deban ser recibidos por los escribanos de mandamiento ó por sustitutos de ellos, mientras sean notarios hábiles y suficientes. VII. Ordenamos que en los tribunales de los ordinarios, de los vegueres, sosvegueres y bailes de las ciudades ó villas Reales los escribanos no nombren sustitutos sino á personas suficientes para dichos oficios, de cuya suficiencia deban conocer los oficiales ordinarios ó sus asesores. VIII. Esta ley da varias reglas para asegurar el cumplimiento de la ley 4o tit. 4.9 lib. 5, y como esta haya veni. do á quedar inútil, segun lo notado en aquel título, lo es tambien la otra. IX. Ordenamos que cuando se arrendaren las escriba. nias de las curias Reales así mayores como menores dentro los condados de Rosellon y Cerdaña, no sean aquellas arrendadas sino á notarios examinados, aptos, idóneos, suficientes y de buena fama, y que aquellas sean regentadas por estos. X. Porque la experiencia manifiesta que á veces los pleitos se alargan por culpa de los escribanos que retar. dan llevar los procesos á los relatores, Ordenamos que s dentro de tres dias despues que el juez ó relator habrá proveido que le sea llevado el proceso, no fuere este lle vado al relator, el escribano pierda el salario ipso jure el facto; y si otra vez fuere proveido el porte de autos y no se verificare dentro de otros tres dias, sea la causa dada o algun otro notario ó escribano, y aquel tal notario ó escr" bano que hubiere retardado el pasar el proceso, no pueda por via directa ó indirecta percibir cosa alguna debiendo restituir lo que tal vez hubiere percibido; y el relator o querido que sea incontinenti á la vista de la provision de porte de autos y de haber pasado el término, deba quito"

aquel proceso al dicho notario que habrá retardado el
porte de autos, y proveer que sean dados á otro notario,
excepto empero si hubiese alguna justa causa.
XI. Suplican las cortes que los actuarios de los proce-
sos que siguen en las curias del gobernador y de los ordi-
narios de los condados de Rosellon y Cerdaña deban inser-
tar todos los pedimentos de las partes en el proceso origi-
nal, y les sea prohibido bajo pena de privacion de oficio de-
jar en dicho original blanco alguno (7) para insertar dichos
documentos, y que el comisario ó juez que dará sentencia
en procesos que no estén continuados los pedinentos ad
longum, ipso facto y sin otra declaracion incurra en pena
de cien florines de oro, y el notario sea como va dicho
privado de oficio, y todos los actos así hechos sean nulos,
é incurra en pena de cien florines de oro por los inconve-
nientes que de ello se siguen de perderse los pedimentos,
y en especial los que contienen las solemnidades, como son
las asignaciones para sentencia y publicaciones de testigos;
porque faltando en el proceso uno de dichos pedimentos
ó cosas, la sentencia es nula en gran daño y gasto de las
partes litigantes porque el proceso debe hacerse de nuevo.
Place al señor Rey respecto á los notarios; respecto empero
á los jueces ó asesor, que no puedan dar sentencia en dicho
proceso hasta que dichos ¿ sean insertados, ó el
proceso sea debidamente regulado.
XII. Ordenamos que los notarios que recibieren testi-
gos en sumarios criminales escriban todo lo que dijeren ó
declararen los testigos tocante á la ofensa y defensa con-
ducente al caso, sobre lo cual fueron interrogados los tes-
tigos quedando reservada á S. M. y á los empleados á
quienes perteneciere la pena de los contraventores (8).

(7) No puede suceder ahora pero sucedia cuando se actuaba en papel comun; pues que entonces los pedimentos se escribian á continuacion de los demas; pero puede servir para los procesos de la Valle de Aran en que se actua en papel comun.

(8) Véase la ley 2 tit. 16 lib. 5.

[merged small][ocr errors][ocr errors]
« AnteriorContinuar »