Imagens das páginas
PDF
ePub
[ocr errors][merged small]

biesen recibirse testigos, y á la sola exhibicion de los do-
cumentos de dichas partes ó de la parte interesada si la
otra no tuviere documentos ó no los exhibiere, haya de
declarar dentro de un mes si deben ó no ser revocadas las
dichas letras de manutenencia. Si deben recibirse testigos,
se concederá solamente la dilacion de treinta dias para
probar la que deberá ser pedida dentro de tercero dia que
se contará desde aquel en que finiere el término de la ci-
tacion, y pasados treinta dias corra ipso jure el mes seña-
lado para la decision.
Si estas causas fueren avocadas á la Real Audiencia, se
debe observar el mismo órden y declararse dentro de un
mes despues que la causa será avocada (2).
II. En vista de los daños que se originan de conceder

(2) Las dilaciones hoy dia son arbitrarias. Ordenanza 1 15 de las de la Real Audiencia.

Las letras de manutenencia se concedian antes no solo en causas sobre cosas eclesiásticas, si que tambien en causas sobre cosas profanas; pero en cuanto á estas se prohibió la expedicion de semejantes letras en la ley 2o de este título. En ella aun respecto á las cosas eclesiásticas se prescribieron ciertas reglas á mas de las que se habian dado en la ley única tit. 15. lib. I. del 2o volumen, la que dispone que por ellas no deben pagarse derechos, y que en las mismas debe expresarse que la manutenencia solo dure hasta haber proveido el juez sobre la posesion del beneficio quedando despues como no concedida. Sobre los efectos de esta clausula en el caso de que el ordinario haya proveido y admitido la apelacion en un solo efecto, véase Cancér, parte 5. cap. 14. números 9 y siguientes.

Cancér en el mismo título explica el modo como se pedian y con, cedian antiguamente las letras de manutenencia en cosas profanasy manifiesta que no por haber cesado la expedicion de letras de manutenencia que se pedian y concedian aun no contestado el pleito ni citada la parte, ha cesado el juicio posesorio sumarísimo, cuando por vacar la posesion pretenden muchos tener derecho á ella, ya se suscite esta cuestion en el mismo momento de empezar el pleito, ó despues de empezado, sino convienen en quien posee, explicando el mismo Cancér lo que puede hacerse en semejantes CaSOS,

indistintamente manutenencias no solo en los hechos pro-
fanos, respecto á los cuales siempre se ha considerado no
deberse conceder, sino tambien en los eclesiásticos, pues
hay muchos intrusos que por aquel medio se sostienen mu-
cho tiempo en la intrusion ú ocupacion; Ordenamos que
en lo sucesivo en y por hechos y bienes profanos no se
puedan consentir ni expedir letras de manutenencia, ni tam-
poco en beneficios ni otras cosas eclesiásticas, excepto cuan-
do se presente un título á lo menos aparente, del cual se
deberá hacer expresion en las dichas letras; bien entendi-
do que ni aun con titulo puedan otorgarse sino á los ver-
daderos poseedores, que realmente y de hecho tengan la
osesion de los beneficios; y debiendo por lo respectivo á
de beneficios de iglesias catedrales y colegiatas presen-
tar testimonio de la posesion dada por el cabildo ó por las
personas á quienes toca, puesto que en tales iglesias la po-
sesion no se toma de propia autoridad.
Si las dichas letras se expedian de otro modo, sean re-
vocadas como nulas con condena á la parte que las hubie-
re conseguido al pago de gastos y daños (5).
III. Como no obstante hallarse prohibido en la ley 9.
tit. 4. lib. 8. de este volumen con muy graves penas el to-
mar posesion de los beneficios eclesiásticos con gente ar-
mada y sin título ni derecho alguno; muchas y diversas
personas poco temerosas de las dichas y otras penas im-
¿ por el derecho civil y canónico, ocupan hoy dia
a posesion de muchos beneficios, reteniéndolos con gente
armada, sin título alguno, y con gracias expectativas, re-
servas, mandatos de proveer y otros títulos ya revocados
ó finidos, sin tener poder especial de aquellos en cuyo
favor están concedidas dichas gracias; y lo que es peor,
muchas veces en los meses de marzo, junio, setiembre y
diciembre dichos de los ordinarios, y luego despues con

(5). Véase lo notado en la anterior, las dos leyes siguientes y la 9 y 1o tit. 1. lib. 8. dc este volumen.

[merged small][ocr errors][merged small]

tales títulos y posesiones nulas consiguen letras de Real manutenencia contra la forma y tenor de dichas gracias, reglas de Cancilleria, constituciones y ordenaciones apostólicas, y contra la mente y tenor de dicha ley 9. Por esto se suplica á V.A. sea de su agrado ordenar que el Lugarteniente General, el teniente gobernador general en el principado de Cataluña y condados de Rosellon y Cerdaña, el canciller; vicecanciller y asesor de gobernador (!), deban dar y otorgar Real manutenencia en los beneficios eclesiásticos que vacaren en los cuatro meses de marzo, junio, setiembre y diciembre dichos del ordinario, á aquellos solamente que serán provistos por el ordinario y tendrán posesion, y no á otros, debiendo justificar en escritura auténtica la colacion y posesion, las que deberán ser calendadas en las letras de manutenencia. Si los beneficios hubieren vacado en meses apostólicos antes de otorgar dichas letras, deberá constar legitimamente de la vacante del beneficio simple ó curado, dignidad ú oficio que sea, de la gracia ó titulo con el cual habrán tomado posesion del mismo, del poder especial para aceptar beneficio en virtud de dicha gracia, de aquella misma posesion por instrumento auténtico ; cual posesion debe ser verdadera, real y no momentánea ó de vista, y aun dada capitularmente si fueren canongias, prebendas, dignidades ó beneficios simples de iglesias catedrales ó colegiatas. Ademas si es el mismo príncipal quien pidiese la manutenencia, deberá jurar que ni él, ni otro por él ha aceptado otro beneficio ó beneficios en virtud de dicha gracia : Si fuere empero procurador el que pidiere la manutenencia, deberá jurar que ni él, ni otro por él en virtud de dicha gracia ha aceptado otro beneficio ó beneficios sino los comprendidos en dicha gracia; que no sabe ni cree que otro los haya aceptado ó tomado posesion de

(4). A quienes ha sucedido la Real Audiencia en virtud del cap. 57 del decreto de nueva planta.

ellos. Y concurriendo las circunstancias explicadas, deberá ser otorgada la manutenencia Real, en cuyas letras deba ser calendada la gracia ó título en virtud del que ha tomado posesion del beneficio, y la fecha y el nombre del escribano que habrá autorizado el poder en virtud del cual habrá aceptado el beneficio, y la fecha y nombre del escribano que ha autorizado el acto de la posesion. No teniendo allí el procurador el poder, no se le admitirá el ju. ramento de ello, ni caucion de manifestárlo, sino que deberá hacer verdadera y ocular ostension de dicho poder especial y no de otra manera. Y si tal posesion hubiere tomado ó en mes de ordinario, ó en virtud de gracia revocada ó consumada, ó sin poder especial, ó valiéndose de gente armada, ó contraviniendo en cualquier manera á lo susodicho, el contraventor incurrirá en la pena de quinientos florines de oro que señala la dicha ley 9, la mitad para el Real erario, y la otra mitad para el ordinario de la diócesis del cual será el beneficio. Place á S. A. y que se den manutenencias á los provistos por los ordinarios en los meses del ordinario, si ya no constase en dichos meses haber alguna reserva ú otra gracia en derogacion de la regla de los meses del ordinario: y que en los meses apostólicos, se den las manutenencias á aquellos que tendrán títulos legítimos, observada la forma del presente capítulo. Y que en los beneficios de las iglesias catedrales la posesion se deba tomar de mano de aquellos á quienes competa. IV. Como el ordinario colador tenga la intencion fundada de derecho en todos los meses del año, por esto declarando la ley que antecede, Ordenamos que sea concedida manutenencia á los provistos por los ordinarios en todos tiempos, á menos que se alegase y constase que la facultad del ordinario fué impedida por reserva, decreto, ú de otra manera, quedando todo lo demas de dicha ley en su fuerza y vigor; entendiendo empero que si los tales be

El mis. en las

segund. cor, de

Mon.año 1553. Cap. 3o.

[blocks in formation]

neficios son de patronato laical ó eclesiástico, y el patrono lo hubiere presentado á alguno, y este hubiere obtenido colacion y posesion, deberá la manutenencia darse al presentado y no al provisto por el ordinario. Si se hubiese dado la manutenencia en virtud de colacion hecha por el ordinario de un beneficio ó patronato laical ó eclesiástico sin presentacion de los patronos, deberá el juez que hubiere dado aquella manutenencia, justificándosele el patronato ó posesion del mismo, revocar dicha manutenencia sin otras pruebas dentro el tiempo de la ley; debiendo la presente ser duradera hasta las próximas cortes (5).

TÍTULO XXIII.

De las Listas.

I. LISTA dice tambien el texto catalan; y Peguera en la decis. 56. tom. 2. hablando de las leyes de este título usa en latin de esta palabra lista, aunque ella ni es catalana ni latina. Del contexto empero de estas leyes, y de lo que dice Peguera en el lugar citado se usó aquí la palabra lista en cuanto significa II. ) un catálogo, padron ó memoria en que se escriben los nombres de varios sugetos; con aplicacion á los que se forman para las rifas. Comprueba esto lo que III. dice Dou en su obra derecho público tom.7. p. 45 que es como sigue «En cuanto á Cataluña en el cap. « 9 del edicto de nuestra Audiencia de 24 de octn« bre de 4746 con referencia al nuevo decreto de S. M. » publicado entonces con edicto de 28 de julio del mismo « año y á varias leyes y bandos publicados en Cataluña « se manda que los que hicieren ¿ especie de listas

(5) Esta ley en virtud de la 1o tit. 18. lib. 1. de la novísima recopilacion, debe entenderse derogada en cuanto á la presuncion que se supone en esta ley é ilaciones que se sacan de dicha presuncion,

« AnteriorContinuar »