Historia de la ciudad y reino de Valencia, Volume 1

Capa
D. Benito Monfort, 1845
 

Opinião das pessoas - Escrever uma crítica

Não foram encontradas quaisquer críticas nos locais habituais.

Outras edições - Ver tudo

Palavras e frases frequentes

Passagens conhecidas

Página 240 - ¡í mesas regaladas; en fin, el hambre y el afán me consumían, mientras que nadando en deleites hallabais vuestra seguridad en mis trabajos. Considerad mis acciones, y ved, si la guerra dura, quién ha de ser el martillo de vuestros enemigos ; pues no me da tanta vergüenza vuestra calumnia , como dolor vuestro peligro, si olvidáis lo que valgo , y me desecháis de vosotros.
Página 241 - Carlos de Regio; traed las cadenas serviles de los Gerbes: las insignias del triunfo que conseguí en San Feliu y en Rosas, y las riquezas conseguidas en Aguas y en...
Página 97 - Yo soy aquel que mis armas Toda la semana entera Non se quitan dos vegadas Del cuerpo que las sustenta, Y el que en las batallas crudas Con mi lanza y mi ballesta Soy el primero de todos, Y que non duermo en las tiendas: Non fago tuerto á...
Página 333 - ... que andaban con sus escuelas divagando por la ciudad, sin hallar casa conveniente para la enseñanza. Si por maestro del capítol entendían el de la catedral, seria el profesor de gramática, que ya mas de un siglo tenia esta iglesia, y no el de teología, cuya cátedra tenia su asiento fijo en la almbina, que era casa perteneciente á la iglesia desde los tiempos del obispo D.
Página 241 - Provenza; traedlas, y pues que aun dura y durará la guerra, si entre estos hay alguno mas valeroso que yo , ese dirija las armas y escuadras de Sicilia y defienda el Estado contra sus enemigos.
Página 339 - Deseaban aquellos verdaderos padres de la patria que las luces de sus hijos reconcentradas en esta capital atrajesen las de las otras academias, enriquecidas á costa de nuestros literatos. Logróse esto á fines del siglo XV: época la mas oportuna para que nada estorbase los progresos del siglo de oro de nuestra nación. Comenzó el consejo general esta grande obra decretando en...
Página 240 - Vosotros os divertíais , mientras que á mí me oprimía el peso de las armas; ningun cuidado os agitaba , mientras que yo disponía mis campañas; ociosos estabais, y no temí ni la muerte ni la fatiga; yo andaba á la inclemencia del mar, y vosotros estabais abrigados en vuestras casas...
Página 147 - Entenza , tio del rey, que obtuvo la baronía de Chiva; Diego Crespí el lugar de Sumacárcel; Juan Caro el de Mogente; Pedro Artés el de Ortells; Jaime Zapata de Calatayud el de Sella; Lope de Esparza el de Benafer; Hugo de Fenollet el de Genovés; Alfonso Garcés el de Mascarell; Jaime Montagut el de Tous y Carlet; Sancho de Pina el de Benidoleig; Bernardo Vilarig los de Cirat, el Tormo y...
Página 180 - Sepan todos que Nos, Jaime, por la gracia de Dios rey de Aragón, de Mallorca y de Valencia, conde de Barcelona y de Urgel y señor de Montpeller...
Página 222 - ... barones y caballeros franceses, como despojos ciertos de su aliento y su destreza: hecho esto, volvió á subir á su galera, puso con ligereza increíble la escuadra en orden de batalla, y partió furiosamente á encontrar con la enemiga.

Informação bibliográfica