El teniente general don Pablo Morillo primer conde de Cartagena, marqués de La Puerta (1778-1837): Documentos justificativos: guerra de la independencia y primer año, 1815, de la expedición á Costa firme. 1908

Capa
Est. tip. de Fortanet, 1908
 

Opinião das pessoas - Escrever uma crítica

Não foram encontradas quaisquer críticas nos locais habituais.

Palavras e frases frequentes

Passagens conhecidas

Página 441 - Darién, y privativamente en la capitanía general de Caracas. Los deseos de SM quedarán enteramente satisfechos si esto se consigue con el menor derramamiento de sangre de sus amados vasallos, sin excluir del número de vasallos a los extraviados de aquellas vastas regiones de América.
Página 467 - Plata; pero las circunstancias que sobrevinieron durante su habilitación, lo adelantado de la estación, la lastimosa situación en que se hallaban las provincias de Venezuela y la importancia de poner en el respetable pie de defensa que conviene el istmo de Panamá, llave de ambas Américas, decidieron mi ánimo a dirigir la expresada expedición a la Costa Firme...
Página 466 - El Rey nuestro Señor se ha servido expedir el Real decreto siguiente: «Desde que tuve la dicha de volverme á ver libre entre mis amados vasallos, una de mis primeras atenciones fue el procurar poner término á las calamidades que afligen á varias provincias de mis dominios de América, auxiliando eficazmente los esfuerzos de los buenos americanos que trabajan por conservar en aquellos hermosos países la tranquilidad de que tanto necesitan, al mismo tiempo que me hallaba dispuesto...
Página 447 - ... ha determinado restablecer el orden entre sus vasallos de aquellas provincias; medida tanto más necesaria y útil para las demás colonias, en cuanto el mal ejemplo puede serles muy funesto; y que se lisonjea el general encontrará en la nación británica aquella lealtad que la hace amiga de la España.
Página 590 - ... á los clamores de la humanidad, y me he resuelto á dar este paso en obsequio de esa población, por ver si se pone un fin á los males que la afligen. Las defensas de las plazas tienen su término, y ni aun entre los bárbaros se sacrifica ya inútilmente un pueblo entero. > Estoy pronto, y siempre he estado dispuesto á seguir como regla inviolable de mi conducta las benignas intenciones del rey nuestro señor. Es, pues, el Gobierno de Cartagena en quien estriba ahora el resolverse, ó bien...
Página 467 - Cádiz dos mil quinientos hombres más en otras dos expediciones al mando del Mariscal de Campo D. Alexandro de Hore, y del Brigadier D. Fernando Miyares, con dirección al istmo de Panamá y otros puntos, llevando los cuerpos que las componen...
Página 86 - México, caballero gran cruz de la real y distinguida orden española de Carlos III, del consejo de SM, etc. Habiendo llegado a nuestra noticia, que varias personas de esta ciudad...
Página 451 - Genera! está sujeta á las contingencias de la distancia á que aquella ha de operar de la capital, concede SM amplias facultades al General en Jefe para alterar en todo ó en parte estas instrucciones; pues SM conoce los talentos y buen deseo del mariscal de campo D.
Página 583 - Topodoreoso; el incendio, las violencias y los mayores horrores suelen seguirse? pero estaba reservado al deseado Fernando dar al mundo una nueva prueba de sus virtudes, de su humanidad, prescribiéndome el que un olvido general sea la base de la pacificación de estas provincias; pues...
Página 467 - ... la altura de Canarias con la mayor felicidad, y son de esperar los mas ventajosos resultados de la prudencia y talentos de los Gefes que la mandan, y de la disciplina y buena disposicion de sus tropas.

Informação bibliográfica