Imagens das páginas
PDF
ePub
[graphic][subsumed][subsumed][ocr errors][subsumed][ocr errors]

CONDE DE FUENTES.

BOSQUEJO ENCOMIÁSTICO

LEIDO ANTE LA

REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA

en la Junta pública celebrada el día 15 de Junio de 1884

POR EL ACADÉMICO DE NÚMERO

CESÁREO FERNÁNDEZ DURO.

MADRID.
IMPRENTA Y FUNDICIÓN DE MANUEL TELLO,

IMPRESOR DE CÁMARA DE S, M.
Isabel la Católica, 23,

1884.

Fué D. Pedro Enrique, Conde de Fuentes, una de las figuras que abrillantan el cuadro de la historia nacional en los reinados de los Felipes II

y III. Capitán valeroso, experto y afortunado; político profundo y hábil diplomático, supo vencer gravísimas dificultades encomendadas á su cuidado, corregir desaciertos ajenos, mantener la autoridad y el prestigio de la Corona, acrecentar la gloria de las armas lidiando con ingleses, flamencos, venecianos y franceses, y singularmente con la

personificación de los últimos, el Rey Enrique IV, digno adversario у

el más pertinaz de cuantos halló en su carrera. En vida tuvo poderosos émulos, mas tuvo también amigos de valer é imparciales observadores que juzgaron con elogio sus actos. Tras de la muerte oscureció el olvido la memoria de tal modo, que barajados por los biógrafos modernos nombre, naturaleza, edad y sucesos en que tuvo parte, es difícil reconocer su

personalidad.

Se le designa indistintamente con los apelativos de Enríquez ó Henríquez, Enríquez de Guzmán, Enríquez de Toledo, Enríquez de Heredia, Enríquez de Acevedo y hay quien asegura que nació en Valladolid el año de 1560, señalando el día 18 de Setiembre. El título de Castilla que gozaba, incompletamente transcrito, ha originado confusión más grave por coexistir otro conde de Fuentes ' y un conde de Fontaine, maestre de campo general del ejército español en la batalla tristemente célebre de Rocroy, perdida el año de 1643.

Que los extranjeros los truequen se explica por haber hecho versión á las lenguas francesa, latina ó italiana, de uno y otro nombre, origen de errores en que incurrieron Hoëfer, Bouillet, Pierre Larouse, Michaud, Dezobry et Bachelet y Gregoire, comunicándolos á los biógrafos alemanes 2; lo que no tiene explicación tan fácil es que historiadores ó críticos

1 D. Carlos de Heredia. Su antecesor mosén Juan Fernández de Heredia, gobernador de Aragón, fue honrado con el título de conde de Fuentes en 1485.

2 Hoëfer, Nouvelle Biographie générale; Bouillet, Dictionnaire d'Histoire et de Geographie; Larouse, Grand Dictionnaire universel; Michaud, Biographie; Dezobry et Bachelet, Dictionnaire; Dictionnaire de la conversation; Enciclopédie des gens du monde; Conversations Lexicon; All

como Gallardo, Paxot, Clonard, Sabau, Lafuente, Gebhardt y otros españoles 1 tengan también por presente en la rota de Rocroy al conde de Fuentes, que había muerto treinta y tres años antes.

Rectificaron la equivocación los Sres. D. Antonio Cánovas del Castillo 2 y D. Pascual de Gayangos, procurando el último deshacerla de una vez con los apuntes biográficos de ambos generales, Fuentes y Fontaine, que puso juntos 3; mas como principalmente se fijará en el suceso, dejó subsistentes las dudas respecto al norubre y origen de D. Pedro Enríquez, dudas más tolerables si se atiende á que siendo muy dilatadas las familias del almirante de Castilla, del duque de Alba, del conde de Alba de Aliste, del marqués de Alcañices y de otras de apellido Enríquez, ramas de un mismo tronco, se tropieza a cada paso, durante la existen cia del conde, con documentos y personas que tenían idénticos nombres 4; á separarlas propende el presente bosquejo de una vida que mereciera el estilo de Plutarco.

gemeine Enciplopëdie; Luis Gregoire, Diccionario enciclopédico de Historia y Biografia; Madrid, 1883; Alaman, Diccionario universal de Historia y Geografia, México.

En su número D. Tomás M. Garnacho, Antigiiedades de Zamora, pág. 288. 2 Primeramente en el estudio titulado del principio y fin que tuvo la supremacia militar de los españoles en Europa; después en El Solitario y su tiempo, refutando las apreciaciones del duque de Aumale, expuestas en La première campagne de Condé.

3 Memorial histórico español, tomo XVII, y Revista de España, tomo III, año 1868.

De la vida y hechos del conde de Fontaine ha hecho profundo estudio y excelente trabajo de erudición y crítica el Sr. D. Alfredo Weil, publicándolo en la Revista de España, tomos XCVI y XCVII, año 1884. Trata con la mayor extensión del error ó confusión de su personalidad con la del conde de Fuentes, resultando de la investigación, que tuvo origen en el descuido de escritores españoles; lo propalaron en Francia, primero Voltaire, en El siglo de Luis XIV, y después Michaud en la Biografia universal, seguida por muchos autores posteriores, hasta que lo rectificaron Victor Cousin, en 1853, y Henri Martín, en 1859. Agregaré que M. H. Forneron lo ha hecho también en su Histoire de Philippe II.

4 Sirvan estos ejemplos:

D. Pedro Enriquez asistió á la batalla naval de las Terceras, á las órdenes de D. Alvaro de Bazán, y se halló también en la jornada de Inglaterra con la gran Armada. Lo menciona repetidamente Cabrera de Córdoba en su Historia de Felipe II.

El capitán D. Pedro Enriquez murió en el sitio de Sichen.

D. Pedro Enriquez, natural de Zamora, hijo de D. Gonzalo de Ledesma y de doña Fran. cisca Enriquez, teniendo veintitres años hizo pruebas, que se guardan en el Archivo histórico nacional, para tomar el hábito de Santiago en 1569.

D. Pedro Enriquez, criado del principe D. Felipe, le acompañó en el viaje que hizo á Inglaterra para casarse con la reina doña María, y escribió un libro especial del viaje, año 1558.

D. Pedro Enriquez fué enviado por embajador extraordinario a Francia en 1570.

D. Pedro Enriquez, jurisconsulto, juez auditor en Calabria, publicó en Venecia en 1605 la obra titulada Consilia sive Responsa.

« AnteriorContinuar »