Historia general de España, Volume 10

Capa
Establecimiento Tipográfico de Mellado, 1853

No interior do livro

Opinião das pessoas - Escrever uma crítica

Não foram encontradas quaisquer críticas nos locais habituais.

Páginas seleccionadas

Outras edições - Ver tudo

Palavras e frases frequentes

Passagens conhecidas

Página 493 - ... por cosa del mundo no sufráis que nuestras preeminencias reales sean usurpadas por nadie ; porque si el supremo dominio nuestro no defendéis, no hay qué defender ; y la defensión de derecho natural es permitida...
Página 494 - La conservación de la jurisdicción y reputación ni lia de consentir dudas, ni temer respetos, ni detenerse en eligir medios : nada le está tan bien como hacer su efecto de manera que los atropellados de su velocidad la teman por arrebatada, y no la desprecien por escrupulosa y entretenida.
Página 291 - E le mando que haya encomendada á Beatriz Enriquez , madre de D. Fernando , mi hijo , que la provea que pueda vivir honestamente, como persona á quien yo soy en tanto cargo. Y esto se haga por mi descargo de la conciencia , porque esto pesa mucho para mi ánima.
Página 492 - ... cumple á nuestro servicio, por eso no lo habíades de dejar facer. Por ende vos mandamos, pues la dicha Serenísima Reina nuestra hermana no quiere facer justicia en el dicho negocio, que vos proveáis luego sobre ello todo lo que fuere justicia, castigando á los que tuvieren culpas y desagraviando á los que estuvieren agraviados.
Página 322 - VA se redujese ti un solo caballo, y en el mayor extremo de contrariedad que la fortuna pudiese obrar, y en mi mano estuviese la potestad y autoridad del mundo, con la libertad que pudiese desear, no he de reconocer ni he de tener en mis dias otro rey y señor sino á VA cuanto me querrá por su siervo y vasallo.
Página 289 - Vuestras Altezas que me cuenten en la cuenta de su real vasallo y servidor, y tengan por cierto, que, bien que esta enfermedad me trabaja así ahora sin piedad, que yo les puedo aún servir de servicio que no se haya visto su igual.
Página 188 - ... herido como estaba, perdida la espada de la mano y no teniendo á punto otras armas , se volvió á las piedras con las que se habia señalado el término del campo , y empezó á lanzarlas contra los franceses. Parece al leer esto que se ven las luchas de los héroes en Hornero y Virgilio , cuando, rotas las lanzas y las espadas , acuden á herirse con aquellas enormes piedras que el esfuerzo de muchos no podía mover de su sitio.
Página 493 - ... toque al dicho negocio directa ó indirectamente, prendan á las personas que los trajeren, y tomen las dichas bulas ó breves y rescriptos, y vos los traigan : de manera que no se consienta que las presenten ni publiquen ni fagan ningun otro auto acerca de este negocio Datis en la ciudad de Burgos á xxn de mayo, año MDVIII.
Página 496 - ... un atrevimiento ingenioso y una inobediencia bien intencionada. Los reyes han de dar á entender todo lo que saben y lo que pueden, no para hacerlo, sino para no ocasionar atrevimientos y reprender intenciones que, presumiendo ignorancia en el príncipe, le deslucen con desprecio.
Página 500 - ... de esta negociación y nunca su Alteza pudo acabar con los dichos rey y reina que heran de Navarra que fuesen de la parte de la Iglesia, ni que quisiesen ser neutrales, y siempre han llevado á su Alteza en palabras dándole esperanza que farian lo uno ó lo otro, y por otra parte dando á su tierra la gente y otras cosas necesarias para la fortificación y defensa de Bayona, y para que los dichos franceses tuviesen tiempo de juntar toda su potencia, fasta que...

Informação bibliográfica