El poder civil en España: Memoria premiada por la Real academia de ciencias morales y políticas en el concurso ordinario de 1883, Volume 3

Capa
Impr. y fundición de M. Tello, 1885
 

Opinião das pessoas - Escrever uma crítica

Não foram encontradas quaisquer críticas nos locais habituais.

Índice

Outras edições - Ver tudo

Palavras e frases frequentes

Passagens conhecidas

Página 118 - ... relaciones, ni cartas, ni apologías, ni panegíricos, ni gacetas, ni nuevas, ni sermones, ni discursos ó papeles en materias de Estado ni gobierno y otras cualesquier, ni arbitrios, ni coplas, ni diálogos, ni otras cosas aunque fuesen muy menudas y de pocos renglones, sin la correspondiente aprobación dada en la forma expresada.
Página 620 - quiere su magestad que tenga presente el Consejo, que cuando el padre maestro Feijoo ha merecido a su magestad tan noble declaración de lo que le agradan sus escritos, no debe haber quien se atreva a impugnarlos, y mucho menos que por su Consejo se permita imprimirlos».
Página 336 - Francia, Holanda é Inglaterra; el Mediterráneo, »sin galeras ni bajeles; las ciudades y lugares, sin riquezas ni »habitadores; los castillos fronterizos, sin más defensa que su »planta, ni más soldados que su buen terreno; los campos, sin »labradores; la labor pública, olvidada; la moneda, tan incura»ble que era ruina si se bajaba, y era perdición si se conserva»ba; los tribunales achacosos; la justicia con pasiones; los jue»ces, sin temor á la...
Página 627 - ... axioma que ha de preparar la guerra; y estando hoy con las armas en la mano, no hay arbitrio para la duda. Por la religión, por la honra y por la conveniencia justificada de la Corona, es lícito que se tomen y que con tesón se mantengan, y es evidente que el honor y aun el interés de SM se hallan empeñados: el honor, porque no le pierdan los estandartes de España si ceden con precipitación la gloria adquirida, y el interés, porque las ventajas de Inglaterra pueden ser el exterminio de...
Página 484 - Mando que de aquí adelante la sucesión de estos reinos y todos sus agregados y que a ellos se agregaren vaya y se regule en la forma siguiente: que por fin de mis días suceda en esta corona el príncipe de Asturias, Luis, mi muy amado hijo, y por su muerte su hijo mayor varón legítimo y sus hijos y descendientes varones legítimos y por línea recta legítima, nacidos todos en constante legítimo matrimonio por el orden de primogenitura y derecho de representación...
Página 108 - Muchos lugares se han despoblado y perdido... los templos caídos, las casas hundidas, las heredades perdidas, las tierras sin cultivar, los habitantes por los caminos con sus mujeres é hijos mudándose de unos lugares á otros buscando el remedio, comiendo hierbas y raíces del campo para sustentarse; otros se van á diferentes reinos y provincias, donde no se pagan los derechos de millones...
Página 491 - ... las civiles no son en España leyes ni deben llamarse así, -sino sentencias de sabios, que solo pueden seguirse en defecto de ley, y en quanto se ayudan por el derecho natural y confirman el real, que propiamente es el derecho común, y no el de los romanos, cuyas leyes ni las demás extrañas no deben ser usadas ni guardadas.
Página 626 - ... dinero extraído; si se numera la gente que se consume; si se trata de hacer tolerables los tributos, de que florezca el comercio, se aumenten las fábricas y no se abandone el cultivo; si se piensa, como importa, en adelantar la marina, y en que aprovechen a la Corona y no los gocen los extranjeros los tesoros de las Indias, y, en fin, si ha de ser el Rey, como no se duda, propiamente padre de sus vasallos.
Página 560 - una prueba manifiesta del acierto con que, sin salir de la es»fera de la potestad Real, sabe VM ensanchar y engrande»cer su soberanía, haciéndola en el modo posible más dadivo»sa, liberal y autorizada que la que han tenido y ejercitado tan»tos y tan gloriosos Reyes antecesores suyos.
Página 384 - ... estimular á los inmensos trabajos de regir una para él nueva monarquía de franceses, dividida precisamente en facciones en caso de faltar el actual dominante; pues aunque los parlamentos y los mas ancianos padres de la patria estuviesen por la ley Sálica que favorecía al rey Felipe, los príncipes de la sangre y sus adheridos estarían por el inmediato al trono entre ellos, que era el duque...

Informação bibliográfica