Historia del descubrimiento de la América septentrional por Cristóbal Colon, Volume 1

Capa
Oficina de la Testamentaria de Ontiveros, 1826 - 237 páginas
 

Opinião das pessoas - Escrever uma crítica

Não foram encontradas quaisquer críticas nos locais habituais.

Páginas seleccionadas

Palavras e frases frequentes

Passagens conhecidas

Página 165 - ... no consientan ni den lugar a que los indios vecinos y moradores de las dichas Islas y Tierra Firme, ganadas y por ganar, reciban agravio alguno en sus personas y bienes: mas manden que sean bien y justamente tratados, y si algún agravio han recibido, lo remedien, y provean de manera que no se exceda cosa alguna lo que por las letras apostólicas de la dicha concesión nos es inyungido y mandado.
Página 199 - ... todos los que en ella van, é los que más fueren de aquí adelante, traten muy bien é amorosamente á los dichos indios, sin que les hagan enojo alguno, procurando que tengan los unos con los otros conversación y familiaridad, haciéndose las mejores obras que ser puedan.
Página 165 - Cuando nos fueron concedidas por la santa Sede apostólica las islas y tierra firme del mar océano, descubiertas y por descubrir, nuestra principal intención fue, al tiempo que lo suplicamos al papa Alejandro VI, de buena memoria, que nos hizo la dicha concesión, de procurar introducir y traer los pueblos de ellas y los convertir a nuestra santa fe católica...
Página 91 - ... enviado a los reyes hecho el ensaye, donde se halló que de treinta y dos partes, las diez y ocho eran de oro y las seis de plata y las ocho de cobre.
Página 3 - ... (3) Este autor es el primero que escribió la historia natural y general de las Indias, islas y tierra firme del mar...
Página 165 - ... largamente en las letras de la dicha concesión se contiene. Suplico al rey mi señor, muy afectuosamente, y encargo y mando a la princesa mi hija y al príncipe su marido, que así lo hagan y cumplan, y que éste sea su principal fin y en ello pongan mucha diligencia...
Página 229 - ... dos frenos sin cuyas riendas queda el hombre á solas con su naturaleza, y tan indómito y feroz en ella como los brutos mas enemigos del hombre. Ya solo venían de aquellas partes lamentos y querellas...
Página 31 - Almirante, que era á quien habían enviado <>1 descubrimiento, de que tuvo tanto pesar y enojo que se fue á su patria indispuesto, y murió dentro de pocos dias. Otros historiadores dicen que llegó Pinzón con su carabela á Palos en la tarde del mismo día que entró en ese puerto el Almirante, que sintió mucho ese encuentro inopinado, y tanto mas...
Página 95 - Dragos, a cuyo orgulloso ímpetu opuso el sabio Autor de la naturaleza, la isla de la Trinidad de Barlovento, si ya no es que la furia de dichas corrientes rompió aquellas cuatro bocas que por su peligrosa rapidez se llaman de los Dragos y desprendió a la isla de la tierra firme de Paria. Hasta hoy prosigue esta porfiada batería con que...

Informação bibliográfica