Imagens das páginas
PDF
ePub

N'ALBERT D'ALAVANYA (i).

Jurisconsulto valenciano, su familia vino á la conquista de este reino; y una rama suya se estableció en la ciudad de Orihucla, luego que la ocupó D. Jaime I, segun manifiesta el exactísimo historiador Viciana , en la segunda parte de la Crónica de Valencia, fol. 38 v. Se dedicó Alberto al estudio de la jurisprudencia ; y segun la fama que tenia entonces, y el gran número de jóvenes de España y otros reinos, que atraia la universidad de Bolonia, puede presumirse que se fue á estudiar en ella: hasta que pasados los cursos se graduó de doctor en leyes, de cuyo título usaba frecuentemente: y sin duda adquirió grandes créditos de literato, cuando el rey D. Jaime lo elevó al cargo de consejero suyo, y lo era ya en el año de 1268, como lo acredita la célebre sentencia arbitral sobre pago de diezmos y primicias , que dió el referido príncipe en Valencia en el palacio episcopal, i los cuatro dias , á la deseixida (dice) del mes de Abril del mismo año, y existe en varios libros del archivo de la bailía, y en la primer impresion de los Fueros hecha en 1482 , á continuacion de estos, y en la cual se espresa haber sido testigo TPAlbert (En Alberto) Dalavanya (de Alavanya) maestre en lleys y consejero suyo: lo cual da bastante motivo para presumir, que hubo de trabajar tambien en su arreglo. Se encontró en las turbulencias que suscitaron los abogados contra los fueros, por no quererse conformar con sus disposiciones, sino valerse de las del derecho canónico y civil, lo que obligó al rey á prohibir su egercicio en 1250(privil. 37); y aunque lo permitió en 1264 (privil. 56), fue imponiéndoles graves penas en caso de apartarse de lo prescrito en el código foral. Merece, pues, elogios este autor por haber sido el primero, que para desengaño de los ciegos entusiastas del derecho romano y del decreto, y facilitar el cumplimiento de lo mandado , se dedicó á comentar aquel código, y manifestar la sabiduría de sus leyes.

Las obras de este escritor fueron muy estimadas, y hablaron con elogio de ellas Guillermo Jaffe'r y Arnaldo Juan , que ocupan un distinguido lugar en esta biblioteca ; mas por desgracia ni Pedro Belluga, ni los jurisconsultos posteriores hacen la menor mencion de ellos, y hubiera quedado sepultado en el olvido el nombre de este insigne varon y de otros comentadores de los Fueros que vivieron en los tiempos anteriores á Belluga, á no ser por el eruditoSr. D. E'rancisco Javier Borrull, ministro decano de esta real audiencia, que movido de sus deseos de ilustrar en cuanto pudiera su patria, procuró examinar diferentes manuscritos del siglo XIV y XV, copiar algunos de ellos, y encontrándose con un gran número de comentarios de los Fueros, formar un catálogo de'sus autores, averiguar el tiempo en que florecieron y cargos que desempeñaron, y comunicarlo todo al llmo. Sr. D. Francisco Perez Bayér, que haciendo un particular aprecio de estos trabajos, formó un breve compendio de ellos, y con

(1) Ario 1270.

elogio de dicho señor, lo insertó en la biblioteca Hispana Vetus. Escribió:

1. Notas super Foris regni Valentía:.

Están escritas con mucho juicio é instruccion, y tratan solo de los Fueros de D. Jaime I, sin estenderse á fuero ó privilegio alguno de sus hijos. Se conservan estas glosas , y las de los demás intérpretcs anteriores á Belluga, en la selecta biblioteca del Sr. Borrull, en dos tpmos en folio, uno del siglo XV, y el otro copiado de varios manuscritos de la misma edad.

2. Tractatus de contractil comande.

Lo cita Arnaldo Juan en sus comentarios.

MOSEN FEBRER (1).

El maestro Sarmiento y D. Tomás Sanchez tambien han querido quitar del siglo XIII á mosen Jaime Febrer, y trasladarlo al XV, fundados en la carta del marqués de Santillana; mas no reparan que este solo habla de un mosen Febrer, pero no de mosen Jaime Febrer, y así por ello quieren sin razon hacer de dos uno , y aunque le hubiera citado con dicho nombre , no dice que viviera en su tiempo , como lo asegura de mosen Jordi: por lo que la mencion que hace del mismo, no puede probar de modo alguno que no existiese en el siglo XIII, ni disminuir la fe que se merece Beutér en la relacion de este hecho.

Además , que se cuenta entre los heredados por el rey D. Jaime I en la conquista del castillo del Puig y ciudad de Valencia , como lo asegura la donacion que hizo S. M. á mosen Jaime Febrer, en premio de sus servicios, de ciertas tierras en la Alquería de Mormany, huerta de dicha ciudad, á 14 de las calendas de Mayo de 1237. Hállase registrada fol. 12, pág. 1 del real registro Donationes Valentice, et terrn. de 1237.

Con mas esfuerzo ha impugnado Sanchez la antigüedad de las trovas de las familias, que vinieron á la conquista de Valencia, y quedaron establecidas en esta ciudad y reino, que el doctor Gimeno y varios otros atribuyen á mosen Jaime Febrer; el P. maestro JAibclles se empeñó en demostrar y apoyar la opinion de Sanchez, pero desistió luego de la empresa. Ello es cierto ó probable, que ni Beutér, ni Viciana , ni Escolano, ni Diago tuvieron noticia de tales trovas, puesto que no hacen mencion de ellas cuando tratan de las familias de Valencia ; pero tambien lo es, que si se examinan las que cuenta Ribera (2) haber sido heredadas en Valencia y su término por el rey D. Jaime en 1239, y en otras partes en los años posteriores, segun los registros de sus donaciones custodiados en el archivo de Barcelona., las que refiere Escolano, lib. 3, cap. último , núm. 8 de su historia , haberlo sido, como aparece del libro de la Obispalía, y las que lo fueron en Jáliva, que en vista del libro del repartimiento, copia él mismo en el libro 9, cap. 22, núm. i.° y 2.°, etc. se descubrirá la certidumbre de haber venido á la conquista muchos de los que menciona Febrer,

(1) Año «281.

(2) Centuria primera de la Milicia Mercenaria.

y la de no ser supuesta dicha obra ; y como nunca han existido los registros de dichas donaciones en este reino, y encontrádose el manuscrito en el sigloXVII antes que el P. Ribera publicase su Milicia Mercenaria, hay bastante motivo para asegurar, que escribió las trovas quien lo habia presenciado todo, como fue mosen Febrer.

EIP. maestro Teixidor empezó á comprobar con varios documentos el establecimiento en esta ciudad y reino de las familias contenidas en dichas trovas, y lo egecutó en todas las comprendidas en la letra A. Es verdad que no pudo continuar este ímprobo trabajo por hallarse en la edad de setenta y seis años; mas parece que bastan sus esfuerzos y las reflexiones anteriormente propuestas, para que mientras que no se produzcan otros argumentos que prueben lo contrario, se repute antigua dicha obra, y se atribuya á mosen Febrer. Porque tampoco es prueba de consideracion el haber estado ocultas algunos siglos; pues esta ha sido desgracia comun á otras muchas obras. NI vale recurrir á alguna diferencia de estilo, puesto que es cosa harto sabida, que algunos con buena intencion, y para hacerlas mas inteligibles, las han variado en algun modo.

Segnn puede presumirse , en el siglo XVII, y en tiempo de Onofre Esquerdo, se descubrió un egemplar de estas trovas, con la espresion de haberlas compuesto mosen J. Febrer: Esquerdo procuró adquirirlo, y persuadido de que ni habia otro , ni se habría esparcido la noticia del hallazgo, hizo sacar una copia atribuyendo el escrito á mosen J. Esquerra , que suponía ascendiente suyo, y al que daba los empleos y demás cargos de mosen Febrer; lo que á mas de referirlo Gimeno, se confirma por haber existido en la biblioteca del Sr. Borrull un egemplar escrito con elegancia, é iluminados los escudos de armas de las familias, como tambien las primeras letras de cada trova.

Pero despues llegó á sus oidos no haber quedado enteramente oculta la noticia de ser mosen Febrer el autor de dichas trovas, que consiguientemente no podían atribuirlas i los Esquerras ; y así hizo una traduccion de ellas en prosa, y conservando el contenido de la trova de Febrer, añadió en la letra E un artículo de la familia de Esquerra, diciendo haber venido á la conquista los dos hermanos Bartolomé y Juan, de quien preciaba ser descendiente ; pues se quedó este segundo hermano establecido en Valencia, así como el primero en Benisa. Esta obra escrita de letra del mismo Esquerdo , se conservaba en la referida biblioteca del Sr. Borrull, que ha advertido que aquel insertó alguna familia que no vino al tiempo de la conquista, y en que el Dr. D. Agustin Sales, coronista de esta ciudad , ingirió tambien la suya.

A mas de estos egemplares, poseia tambien dicho Sr. Borrull otro de muy buena letra, escrito á mediados del siglo pasado, y una traduccion en verso castellano, hecha segun denota en el frontis por el Dr. Tomás Izquierdo y Guerrero, ciudadano de Alicante y vecino dé la corte.

Permanecían manuscritas las trovas, cuando el diarista de esta ciudad, á instancia de D. José March , caballero erudito de la misma , empezó á insertarlas en el diario de l.°de Setiembre de 1791, y despues las publicó en el año de 1796 en un tomo en 4.°, con sus escudos, aunque grabados mezquinamente; y

Tom. II. 55

si hubiera cuidado de añadir en cada familia la donacion de casa ó tierras, que refiere el P. Ribera haberles concedido el rey D. Jaime, y el registro en que estaba notada, se hubiera hecho mas acreedor á la gratitud del público, dándole con ello á conocer, que las trovas eran ciertamente deFebrer, y bastante motivo para que algunos eruditos viesen si podían probar lo mismo de algunas otras; y manifestar las que hubiesen añadido algunos sugetos mas modernos.

ARNAU DE MORERA (i).

A este autor coloca D. Nicolás Antonio (2), entre los escritores de tiempo incierto, haciéndole catalan é ilustrador de las costumbres y usages de aquel principado; siendo así que fue valenciano, y de tan gran mérito, que el rey D. Pedro II, ó IV de Aragon , enterado de su gran ciencia , le dió el importante cargo de baile general de este reino , en el año 1336; le confió varios delicados encargos, y satisfecho de su gran desempeño, le promovió á vice-canci11er suyo.

Fue muy celebrada su integridad; porque habiendo convocado el rey en el año 1347 á veintidos teólogos y jurisconsultos de los mas acreditados en su reino, para que juntándose en Valencia, declarasen á quién, en caso de morir, pertenecia la corona; no obstante de estar el rey decidido á favor de su hija Doña Costanza, y conocerla terribilidad de su genio contra'los que no seguían sus ideas, manifestó que no podía suceder la misma; y lo apoyó en gravísimos testimonios, de que se irritó tanto el rey , que le quitó el empleo de vice-canciller, proporcionándole crédito en todas partes. Escribió:

1. Nota super Foris regni Valentim, las que trabajó por los años de 1340.

Hacen memoria de nuestro autor, Zurita (3), alabándole con grandes elogios; y Abarca (4), le elogia por su sinceridad en aconsejar al rey.

GINER 0 JANER (GENARO) RABAZA (5).

Fue de una familia muy distinguida: se aplicó á la jurisprudencia, en que hizo grandes progresos; pero se contentó solo con el grado de licenciado en leyes, de que constantemente usaba; y con el cual se distinguía del hijo, que se titulaba siempre doctor en leyes: y los copiantes de los comentarios, para no confundir las obras de uno con las del otro, ponían al fin de las de aquel: Rabaza P., y al de las de este: Rabaza F.

Mereció especiales confianzas á esta ciudad, habiéndole empleado en su gobierno, nombrándole por su jurado en los años 132), 33 y 57.

Asistió tambien, en representacion de la misma , á las cortes celebradas por

(1) Año 1348.

(2) Biblioteca Vet. tora, n , pág. 363.

(3) Libro VIH de suf Analci , cip. 5.

(4) Tomo il. folio 103 r. en D. Pedro II, cap IV, niim. 2.

(5) Año 1358.

el rey D. Pctlro II en Valencia, los años de 1342, y de 1349. Y conociendo el rey que necesitaba tener cerca de sí un sugeto de su cie.ncia y recomendables circunstancias, le nombró consejero suyo; cuyo cargo egercia en el año 1358, segun demuestra el privilegio 88 del Aureum Opus Privil. fol. 125. Escribió:

1. Comentarium in aliquas leges jur. civil. Al cual se refiere en el que trabajó sobre los Fueros.

2. Nota super Foris regn. Valentía.

3. Un largo comentario del Fuero único , rúbr. 5 de las córtes de 1358., ¡obrepoder dejar cada uno los bienes á quien quiera, escepto á los generosos.

Parte de esta obra existia manuscrita en la copiosa librería del Sr. Borrull.

ARNAU JOAN (i).

Abogado valenciano, graduado de doctor en leyes; lo que consta por la memoria que hace de este escritor al año 1351 el Aureum Opus, Privil. civ. et regni Valentia, donde al folio 120, pág. 1.*, col. 2.*, se firma: Arnaldo Iohanis legum doctori per nos (habla el rey D. Pedro II) deputato; y fol. 126, part. 1.*, col. 2.': Micer Arnau íohan doctor en leis; y en las córtes celebradas á 20 de Febrero de 1348 en Valencia , se lee: N Arnau Ioán doctor en leis tudor del noble En Ramonet de Ruisech.

Hubo nuestro Arnau de estudiar tambien en Bolonia, como otros'muchos españoles. Su grande ciencia é integridad atrajeron la voluntad del rey, que le honró con diferentes comisiones, como fue: encargarle á fines del año 1348 la averiguacion de los daños ocasionados por los de la union, á los que defendían la parte del rey (2): conferirle el empleo de asesor del tribunal del gobernador (consta por la obra que despues citaremos al mim. 3); y elevarle al de consejero suyo, siéndolo ya en el año de 1358, segun demuestra el Privil. 88, folio 126 del Aureum Opus, etc.

Se equivocó Gimeno, tomo i, pdg. 16, col. 2.*, en asegurar que este comentador de los Fueros fue jurado de Valencia en 1411; pues ni podia vivir en dicho año, ni siendo consejero del rey servir el destino de jurado, ni hubo jurado alguno del nombre de Arnau.

Como Gimeno no examinó las obras de este autor, cometió otro error, asegurando que las trabajó juntamente con Jaffér, cuando las mismas demuestran que lo hizo separadamente; y segun varias razones que lia tenido presentes, y manifestado el erudito Sr. Borrull, deduciéndolas de sus mismas obras, las formó desde el año de 1358 hasta el de 1363.

Zurita (3), hácia el fin, hablando de este autor, dice que escribió:

1. Nota super Foris regn. Val.

2. Quodque non competat judici ecclesiastico laicos corporaliter neque pecuniaric punire aut multare ob crimen sacrilegii , etc.

(1) Año 1363.

(2) Zurita: libro VIII, cap. 33.

(3) Libro Vil do los anales, capítulos 33 y 54.

« AnteriorContinuar »