Legislación ultramarina, concordada y anotada por J. Rodríguez San Pedro, Volume 8

Capa
Joaquín Rodríguez San Pedro
1867
 

Opinião das pessoas - Escrever uma crítica

Não foram encontradas quaisquer críticas nos locais habituais.

Páginas seleccionadas

Outras edições - Ver tudo

Palavras e frases frequentes

Passagens conhecidas

Página 91 - Don Fernando VII, por la gracia de Dios y por la Constitución de la Monarquía española, rey de las Españas y, en su ausencia y cautividad, la Regencia del Reino, nombrada por las Cortes...
Página 74 - Y visto lo referido en mi Consejo de las Indias .con lo que en su inteligencia y de lo informado por la contaduría general...
Página 324 - ... los indios precio ni interés por ello y que lo mismo se entendiese en las chicherías, que les fuesen permitidas por las ordenanzas, y que en dichos pueblos de indios no...
Página 161 - Los Tribunales de cuentas de Ultramar ejercerán, con arreglo á la presente ordenanza, la autoridad privativa para el examen, aprobación y fenecimiento de las cuentas de administración, recaudación y distribución de los fondos», rentas y pertenencias del Estado...
Página 38 - ... costumbres ó prácticas que hubiere en contrario, pues en cuanto lo fueren, las revoco expresamente, y quiero no tengan efecto alguno...
Página 330 - ... por cualesquiera Jueces Ordinarios y Delegados, aunque sean Auditores de las causas del Palacio Apostólico y Cardenales de la Santa Iglesia Romana, aunque sean Legados...
Página 161 - Doña Isabel II por la gracia de Dios y la Constitución de la Monarquía española Reina de las Españas...
Página 378 - ... considerarse como un corto resarcimiento de la pérdida de los Reales derechos en las ventas ó permutas que dejan de hacerse por tales adquisiciones y como una pequeña recompensa del perjuicio que padece el público en la cesacion del comercio de los bienes que paran en este destino.
Página 320 - Otrosí, se pague enteramente diezmo de las aceitunas de diez medidas una, y de cinco media en el molino donde se ha de hacer el aceite, y vaya allí por ello el que hubiere de haber el diezmo.
Página 7 - ... bajo la pena irremisible de perder su valor en beneficio de los naturales perjudicados y de pagar otro tanto, que se aplicará por terceras partes á mi Real Cámara, juez y denunciador...

Informação bibliográfica