Historia de la vida y reinado de Fernando vii de España, con documentos justificativos, Volume 1

Capa
 

Opinião das pessoas - Escrever uma crítica

Não foram encontradas quaisquer críticas nos locais habituais.

Outras edições - Ver tudo

Palavras e frases frequentes

Passagens conhecidas

Página 47 - ... como el arresto de mi hijo en su habitación. Esta pena »quedaba á las muchas que me afligen; pero así como es la »mas dolorosa, es también la mas importante de purgar, »é Ínterin mando publicar el resultado, no quiero dejar de »manifestar á mis vasallos mi disgusto, que será menor »con las muestras de su lealtad. Tendréislo entendido »para que circule en la forma conveniente. En San Lo»renzo, á 30 de octubre de 1807. — Al gobernador interino »del Consejo (').» Al propio tiempo,...
Página 82 - Yo no he renunciado en favor de mi hijo sino por la fuerza de las circunstancias , cuando el estruendo de las armas y los clamores de una guardia sublevada me hacían" conocer bastante la necesidad de escoger la vida ó la muerte, pues ésta última hubiera sido seguida de la de la reina.
Página 81 - Como5 los achaques de que adolezco no me permiten soportar por más tiempo el grave peso del gobierno de mis reinos, y me sea preciso, para reparar mi salud, gozar en...
Página 377 - Que es muy de temer que las correrías del enemigo por varias provincias, antes libres, no hayan permitido á mis pueblos hacer las elecciones de diputados á cortes con arreglo á las convocatorias que les hayan sido comunicadas en 1°...
Página 86 - El príncipe, á pesar de sus grandes heridas, le dio gracias , preguntándole si era ya rey. Esto aludia á que ya se pensaba en ello, pues el rey, el príncipe de la Paz y yo, teníamos la intención de hacer la abdicación en favor de Fernando , cuando hubiéramos visto al emperador y compuesto todos los asuntos , entre los cuales el principal era el matrimonio. Mi hijo respondió al príncipe: "No, hasta ahora no soy rey , pero lo seré bien pronto.
Página 46 - ... malvados. Convoqué al examen á mi gobernador interino del Consejo, para que asociado con otros ministros practicasen las diligencias de indagación. Todo se hizo y de ellas resultan varios reos cuya prisión he decretado, así como el arresto de mi hijo en su habitación.
Página 140 - Yo soy rey por el derecho de mis padres; mi abdicación es el resultado de la fuerza y de la violencia; no tengo, pues, nada que recibir de vos...
Página 117 - Oh miserable humanidad! Debilidad y error, tal es nuestra divisa. Mas todo esto se puede conciliar; que el príncipe de la Paz sea desterrado de España, y yo le ofrezco un asilo en Francia.
Página 217 - Gibraltar, no podéis ser sordos á la voz de la patria que os pide la paz y la tranquilidad. Trabajad en ella de acuerdo con nosotros, y...
Página 51 - La voz de la naturaleza desarma el brazo de la ven»ganza, y cuando la inadvertencia reclama la piedad, no »puede negarse á ello un padre amoroso. Mi hijo ha decla»rado ya los autores del plan horrible que le habían hecho »concebir unos malvados: todo lo ha manifestado en for»ma de derecho, y todo consta con la escrupulosidad que »exige la ley en tales pruebas; su arrepentimiento y asom"bro le han dictado las representaciones que me ha diri»gido y siguen...

Informação bibliográfica