Imagens das páginas
PDF
ePub

grande ofensa á nuestro Señor Dios y disfamacion

у

daño á la causa pública, con esta perpetua constitucion y edicto Ordenamos, que ningun mesonero ó mesonera de dicho Principado tenga de aquí en adelante, ni se atreva á tener en su meson publica o secretamente alguna muger libre ó esclava abandonada á uso y pecado de carnalidad, ni aquella acoja en su meson sino pasando y como á viajante que para en su meson; y en este caso no mas que una noche con el dia que llegare en el meson, ni la tal muger caminando ó pasando se atreva á quedarse en dicho meson ; sino el dia que saliendo de dicho lugar quedare alli y en la noche siguiente como queda expresado, en cual tiempo se abstenga de cometer el dicho pecado: Y si la dicha muger hiciere lo contrario, corra la villa en que fuere el meson publicamente con azotes ; y si algun amigo de la mujer fuere con ella , este tal corra tambien la villa con dicha muger , el uno despues del otro. Y el mesonero que hiciere o viviere contra la presente constitucion incurra en cada una vez en la pena de 20 florines de oro de Aragon que se exigirán de él y de sus bienes por los oficiales de la ciudad, villa, castillo ó lugar en que se hubiese en modo alguno hecho contra la presente constitucion; y de la dicha pena se aplique la tercera parte al denunciador ó acusador, otra tercera parte á la obra de las murallas de la ciudad, villa castillo ó lugar en que se hubiere cometido el dicho delito ,,o de aquel punto en que deban refugiarse los del lugar (si él no es fuerte), y la tercera parte al oficial

que hará la ejecucion. Y de esta pena ningun oficial Real ni otro pueda hacer remision ni admitir composicion alguna bajo pena del doble que se aplicará, esto es la te.cera parte al acusador

sador y denunciador y las restantes dos partes a la obra de los dichos muros, segun que sobre en la presente constitucion queda declarado.

[blocks in formation]

Carlos en las

cap. 10.

I. Queriendo prevenir los muchos desórdenes

у cuart . cort, de que se han hecho hasta aquí sobre las cosas robadas у

las Monz.año 1542

ropas de los encarcelados, Ordenamos que si los hurtos
fueren llevados a las cárceles ó á las casas de los jueces de
corte, ya consistan en ropas, oro, plata o dinero, ya en
otras cualesquiera cosas ; que aquellas deban ser puestas
en una caja que se hará para ello, la cual esté en la sala
de la cárcel de Barcelona, de la cual deba tener las llaves
el
que

tiene del cargo de la almoina de los pobres presos, у sin él no se pueda abrir; debiendo el escribano de la causa formar un inventario ó memorial de los hurtos que se pondrán en dicha caja el cual sea liado con la ropa ; é igualmente los procuradores fiscales ú otro de ellos deba escribir la dicha ropa en un libro en el modo que estará descrita en dicho memorial ; y lo mismo se haga con la ropa , dinero , armas y otras cosas que los presos dejan á los carceleros ó que estos les quitan cuando entran en la cárcel, y que lo mismo se observe en las cárceles de Per

piñan. Felipe princ.y

II. Ordenamos que habiendo los ladrones confesado de lugar.tenien.de quien es la ropa hurtada encontrada en poder de ellos,

ó prim.cortes de que ellos hubiesen denunciado, seà restituida por los jueMonz.año1547 ces de corte á las personas designadas, á lo menos prestada

por estas caucion idonea , de restituirla á arbitrio del tribunal

para el caso que se manifestare no ser de ellas; sin que se deba pagar salario ni gastos algunos en razon de dicha caucion; y que en la prueba de quien es la ropa hurtada

que

la habia robado o hurtado, sean habidos por testigos idóneos los domésticos y familiares de la casa de aquel á quien dicha ropa hubiere sido robada (1).

(1) Véase Cancér part. I cap. 20 0. 13.

cap. 42.

por el ladron

III. Para echar los ladrones de Cataluña, Ordenamos Felipe en las que cualquiera ladron que fuese condenado á azotes ó des- cor. de Barcel.

año 1564 c. 14. tierro, deba en la primera vez ser marcado en las espaldas con la marca y armas de la ciudad, villa ó lugar en que fuere condenado, á fin de que si despues fuere preso por otro hurto, vista la señal, le pueda ser aumentada la pena segun la calidad del hurto que hubiere cometido y la costumbre de delinquir (2) (hoy dia está abolida la marca).

IV. En esta constitucion se dice, que habian sido tan- El mismoteen tos los excesos de males, robos asesinatos y otros casos de Monz año enormes que se habian hecho y perpetrado por los ladro- 1585 cap. 110. nes en cuadrilla y sin ella, en el presente princidado de Cataluña y condados de Rosellon y Cerdaña, sin que jamas se hubiese podido dar órden suficiente para la total expulsion de aquellos, y para lograrla se estableció, que el abogado y procuradores fiscales de cuatro en cuatro meses presentasen en el consistorio de los diputados de Cataluña una lista de los ladrones que se encontrasen en el principado у una plenaria informacion de los latrocinios

por

ellos come tidos, para que segun los casos señalasen una cantidad de los fondos del general de Cataluña para poner precio á los dichos ladrones en las cantidades y con la distincion que aquí se expresa ; y siendo esto una regalia y quedando extinguido el consistorio de la Diputacion, y abolidas las rentas del General, es inútil explicar por entero esta constitucion. En ella ademas para mejor corroborarla se estableció

que

si sucediere que algun ladron matase ó aprendiese otro ladron, constando con plena prueba la tal captura ó muerte, que el tal ladron que hubiere preso ó muerto á otro, á mas del premio prometido en la misma constitucion á los apreensores, fuese perdonado de todos los delitos que él hubiere cometido desde el dia que hubiese sido llamado por enemigo de la corte Real y procesado de regalia por crímen de algun latrocinio ó de muerte hecha yendo en cuadrilla (2) Véase Fontanella claus. 5 glos. 8 part. 14.n. 42 in fine. III.

34

junto con otros ladrones. En los otros empero casos ó de-
litos
que

hubiere cometido antes de los susodichos, no se entienda perdonado ni remitido, si de aquellos hubiere parte formada o instancia de tercera persona á fin de evitar todas las cautelas perniciosas ; y con tal que el ladron homicida de otro ladron no fuese cabeza de cuadrilla, pues que en tal caso la nuestra voluntad no es perdonarle delito alguno.

TITULO X.

De los fallidos y latitantes (1).

Jaime II en las segundas cort de Bar.añ.1299

c. 5.

El mismo en las cor.de Léri. da. año 1301.

cap. 3.

I. Cualquier cambiador que quebrase ó que lo haya sido ó sea quebrado, que en ningun tiempo tenga labla de cambio (2), ni empleo alguno nuestro, y ademas que sea habido y pregonado por infame y por fallido en la ciudad ó lugar en que hubiere ejercido dicho oficio, y que sea detenido preso hasta que haya satisfecho, no comiendo sino pan y agua.

II. Sobre la constitucion anterior, Ordenamos que ella sea cumplida y aun observada, de modo que si alguno ó algunos cambiadcres no pueden ó no quieren pagar todo lo que deben bien

у

llenamente en el modo que un buen cambiador lo ha acostumbrado y debido hacer (y los tales entendemos ser fallidos), que se observe la forma de dicha constitucion contra ellos, no obstando cosa alguna hecha o que se hiciere contra la forma del capítulo susodicho. Ademas

por

el

proceso que se hiciere contra los dichos cambiadores, no se haga ni pueda hacerse perjuicio alguno

(1) Véanse la ley 4 título 15 libro 4 volúmen 2, el capítulo 110 del privilegio de Barcelona que forma la ley 1 titulo 13 lib. i del vol 2, la ley única tit. 15 lib. 7 de este vol. у

lo en ella notado.

(2) Sobre el oficio de cambista véase lo dicho en el tit. 35 lib. 4 de este vol. pag. 217 del tomo 2.

á sus acreedores en las deudas que Nos ó alguna otra persona deba á los dichos cambiadores; antes aquellas deudas queden en su fuerza á los dichos acreedores contra aquellos cambiadores y sus bienes y contra otro cualquier que sea que á ellos deba alguna cosa ; y en esto en cuanto a la infamia no comprendemos á Berenguer de Finestras, á Bartolomé Sendra y á Pedro Sanpere, si hubieren satisfecho á sus acreedores antes de Navidad prójima.

III. Ordenamos que la ley anterior sea tenida y obser- El mismo en vada, y añadimos á ella que todo cambiador que hubiere las cortes de fallido hasta el presente dia, o que de aquí en adelante que

Cap. 13. brare, no pagando á sus acreedores bien y llanamente lo que

les debe a su voluntad , esto es aquellos que ya eran fallidos antes del dia presente, dentro de un año inmediato siguiente, y aquellos que de aquí en adelante quebraren , luego que hubieren quebrado, sean publicados por pregon, como infames y fallidos, en los lugares en los cuales quebraren ó hubieren quebrado y aun por todas las veguerias de Cataluña, y que les sea quitada la cabeza; y que los bienes de los tales fallidos incontinenti que lo sean, ó de aquellos que ya lo son segun queda dicho, sean vendidos por el tribunal del lugar en que estén ó estuvieren aquellos bienes a fin de satisfacer los acreedores; Y

que

Nos ó el M. I. Infante ó nuestros sucesores no debamos hacer gracia de estas cosas á los dichos cambiadores fallidos ó que quebraren ó'alguno de ellos, si primeramente no satis-facen a sus acreedores (3).

IV. Ordenamos que cualesquiera mercader ( 4 )ó fabri- Alfonso de an cante de paños, ó sus negociadores ó factores que hicie- Monblanc año ren comision ó comisiones de otro ó mercaderias ú otras cosas , las cuales hubieren recibido por su oficio, quebraren

1533 car.

30.

(3) Véase Fontanella decis. 476' n. 19 y 20.

(4) Mieres sobre esta constitucion dice que al efecto de lo que en ella se dispone, se debe entender aquel que ha acostumbrado comprar y vender. Hoy véase el código de comercio.

« AnteriorContinuar »