Imagens das páginas
PDF
[ocr errors][merged small]

huyendo, ausentándose ú ocultándose, sean castigados con
la pena impuesta á los cambiadores que quebraren, si la
cantidad ó valor de las comandas, mercaderias ó cosas
llegan á la suma de cien libras barcelonesas; mandando
tambien que lo mismo se observe en los corredores y pe-
leteros cristianos, judios y sarracenos que reciben pieles
y ropas para vender, aunque la cantidad y valor de las
cosas que hubieren recibido no llegaren á dicha suma.
V. En esta constitucion se trata de los cambiadores que
se acogen en la ciudad, villa ó lugar de algun prelado, ba-
ron, ó caballero, ó de otro que hubiese acostumbrado á
defender desterrados, y sobre lo que debia hacer el que
tuviese jurisdiccion en aquellos lugares; lo que en el dia es
inútil en virtud del art. 16 del decreto de nueva planta.
VI. Aunque se haya proveido por constituciones y or-
denaciones hechas por los reyes de Aragon nuestros pre-
decesores contra los cambiadores, que teniendo tabla de
cambio se ausentaren, quebraren ó alzaren, empero por
algunos desórdenes que con gran daño de la causa pública
se siguen en el presente Principado, confirmando las di-
chas constituciones y añadiendo á ellas, Ordenamos que
cualesquiera que tenga tabla de cambio, ú otros cualesquie-
ra mercaderes que fueren fallidos fugitivos y ausentes y
latitantes, por el mero hecho y en virtud de esta ley
sean habidos por echados de paz y tregua, de modo que
si recibida sumaria informacion por el veguer de la cabeza
de vegueria en que hubiese fallido dicho cambiador ó mer-
cader, constare haberse en tales términos ausentado, in-

continenti sea publicado y pregonado como echado de paz

y tregua, y como á tal sea habido y reputado; y que Nos no podamos ni nuestros sucesores ni los barones ó Señores de los lugares de la dicha vegueria puedan dar seguridad ni salvo conducto para estar en baronia alguna ni otro lugar de la dicha vegueria en que se habia publicado, ni restituirle en paz y tregua, ni indultado hasta que haya contentado y satisfecho á todos los acreedores, á menos que dicho salvoconducto y otras cosas susodichas se hicieren de vo

luntad y consentimiento de los acreedores, quedando no

obstante en su fuerza y valor las otras penas contenidas
en dicha constitucion.
VII. Confirmando las otras constituciones hechas así
por Nos como por nuestros predecesores contra los cam-
biadores y mercaderes fallidos que se ocultan, y añadiendo
á aquellas, Ordenamos que los dichos cambiadores y mer-
caderes que de aquí en adelante quebraren y se ocultaren
no puedan hacer, ni se les admita cesion de bienes, antes
se proceda contra su persona y bienes rigurosa y pronta-
mente como ladrones públicos, y por el mero hecho sean
habidos por echados de paz y tregua (5). *-
VIII. Por cuanto la experiencia ha manifestado que los
mercaderes y tenderos que quiebran, para evadir las penas
de la constitucion 6o de este título y otras constituciones,
cuando determinan cesar en el pago de sus acreedores y
quebrar, no latitan ni se ocultan, si que al contrario mani-
festándose al público y manifestando sus libros y bienes y
con otras contemplaciones dejan de pagar á dichos sus
acreedores, por esto y á fin de quitar semejantes cautelas

[merged small][merged small][ocr errors][ocr errors]

y malicias de dichos mercaderes y tenderos, Ordenamos

que aunque no latiten, siempre y cuando por espacio de

seis meses hubieren dejado de pagar á sus acreedores, sean

ya habidos por fallidos y quebrados y como infames, y que en ninguna manera puedan ser habilitados ni dispensados para concurrir á empleos de la diputacion de casa de la ciudad y de la Lonja de la ciudad de Barcelona y otros empleos de las ciudades villas y lugares de todo el presente Principado y condados, y sean habidos por privados de la matrícula de los mercaderes, y de todas las bolsas y lugares en que estén insaculados, y que dicha pena sea irremisible, excepto caso fortuito ú otro justo impedimento apro

[ocr errors]

Maria consorte y lugarteniente general de Alfonso IV en las cort. de Barcelona. año 1422. cap. 25.

Carlos en las

cuar. cortes de

Mon. año 1542 cap. 6.

El mismo en dichas cortes cap. 7.

El mismo en dichas cortes cap. de cort. 4.

Felipe en las cortes de Mon.

año 1585 cap. de cortes 4.

Usage Si quis in curia.

bado ¿ el Real consejo, en cual caso pueda ser declarado no haber incidido en las penas del presente capítulo y que la presente constitucion sea duradera hasta la conclusion de las primeras cortes. "

- TÍTULo XI.
- De Fautoria ó sea encubrimiento de malechores.

I.

* , , , , II. Estas constituciones son inútiles en el dia por estar

limitadas á los encubridores ayudadores y aconseja

..., dores de los que son echados de paz y tregua ósea deIII. clarados fuera de la ley.

3. y. -

- *

[ocr errors][merged small][merged small]

- - y - -. o -
I. Si alguno fuere acusado de bausia por su señor ante el

príncipe, debe defenderse de la acusacion en juicio, ó lau

( ) Que cosa es bausia y en que se diferencia de la traicion véase la nota 52 tit. 5o lib. 4 de este vol. pag. o9 del tom 2.

do (2) de su corte, y sino quisiere debe el príncipe com-
pelerle á ello.
II. Y si alguno fuese retado por la Potestad, debe ponerse
en sus manos, y segun juicio de su corte enderezar y en-
mendar el daño y mal y el deshonor que le hubiere he-
cho, ó purgarse de bausia por sacramento y por batalla con

igual suyo que sea de su valor en linage y honor, con el

daño y provecho que por esto debiere tener, entendiéndo-
se por este daño y provecho, que si venciere reciba tanto
cuanto perderia si fuese vencido (5).
III. Este usage no se halla entre los latinos comentados por
Vilaseca y otros, ni tampoco Marquilles hace mencion del
mismo. En él se dispone substancialmente; que si alguno
retare á otro en razon de delito de bausia y admitido el
reto venciere el retador; el vencido incurra en la pena que
corresponde y pague al vencedor todos los gastos que hu-
biere sostenido en razon de la batalla; pero que si vencie-
re el retado, se entregase á este el retador paraque en su
persona y en sus bienes hiciese lo que el retado habria de-
bido sufrir si hubiese sido vencido. Véase la nota 2 tit. 2
libro 8. - -
En la 1° de estas leyes se disponia que ningun retado de I
bausia que no quisiese purgar segon los usages de este título
ó el usage tit. 2 lib. 8 no fuese protegido por S. M. En la
2", que el retador no puede dar un lidiador de mayor rique-
za y que si lo hiciere, la riqueza fuese del retado siempre,
sin que pudiese renunciarse á esto antes ni despues. En la 5o.
que si ¿ retare á caballero, le debiese dar para lidia-,
dor á caballero ó hijo de caballero por su linage. En la 4o.
que se observe la ley lo, y añadiendo á ella se declara que
la misma tuviese tambien lugar no solo en los baras (acu- III.
sados de traicion al Señor) si que tambien en los demas traido-
res; pero que los hijos de S. M. que no fuesen sucesores á la
corona; y no estuviesen en la patria potestad pudiesen pres-
tar ayuda y favor al retado, si este se queria excusar, asi como
podian hacerlo los otros barones de Cataluña.

IV.

(2) Véase la nota 4 tit. 1 lib. 5 de este vol. V. (

[ocr errors]

Usage Et si quis à potestate.

Usage
Si quis ali-
quem de bau-
Slid,

Pedro Il en la;

", cortes de Bar.

[ocr errors][merged small][merged small][merged small][merged small]

Fernando I en las cor. de Bar. año 1413 c. 15.

enia o 1 , TITULO XIII. De desafios (4). . . ..., y Siendo necesario dar ejemplo de correccion á muchos que se dedican á hacer mal, y como se haya casi en todo el principado de Cataluña introducido el abuso que si los señores directos por derecho de comiso, ó por delitos por los vasallos ó enfiteutas cometidos, ó en otra manera por ley ó derecho de señoría, se apoderan de las cosas feudales ó enfiteoticarias, ó bien estas previnieron á sus manos, ó se las detuvieron por su propia cultura, ó las dieren á censo á otros, ó bien las mismas cosas vinieren á ser enagenadas á instancia de los acreedores en justicia, y por un juez al efecto nombrado por el señor, á fin de que de los precios que alli se perciban se pueda en cuanto bastaren satisfacer á los dichos acreedores, algunos que pretenden tener derecho sobre dichas cosas no dudan hacer amenazas á los poseedores de las mismas de hecho ó de palabra, por las cuales no dudan destruir los frutos dados á los campos (2) por provision celestial, ó bien despoblaró despojar los campos al tiempo de los dichos frutos, ó bien prueban de hacer fosos en dichos campos al tiempo de los dichos frutos en dichos campos, y poner en ellos cruces ú otros señales designando la muerte; y como estos tales deban ser castigados con pena capital; por esto queriendo obviar á un atrevimiento y delito tan grande, con esta perpétua constitucion sancionamos y Ordenamos, que si alguno movido de tan loca osadía se atreviere á amenazar por sí de palabra ó en escritos ó por interpuesta persona al poseedor de las dichas cosas ó generalmente á cualquiera que espere ganar(1) Véase lo notado en el tit.2 lib. 8 de este vol, y lo que se dice en el extracto de las leyes 2 y siguientes de este título.

(2) Esta palabra es genérica y comprende tambien las viñas huertos, bosques, prados etc., Mieres colac. 9 capítulo 22 n. 68.

« AnteriorContinuar »