Imagens das páginas
PDF
ePub

cap. 20.

año 1365 cap. de cortes 7.

III. De aquí en adelante, confirmando la constitucion Pedrolllen las anterior, añadimos á ella , que si algun carcelero alquilare piñan affo 1351 sábanas ú otras cosas á algun preso, que no pueda por salario ó alquiler recibir de aquel preso mas que aquello que juzgare regular el oficial, por cuya orden el preso será detenido, ó el ordinario de aquel. Y si el carcelero hiciere alguna cosa en contrario sea condenado para siempre à la pérdida de su empleo, y ademas ha de volver al tal preso todo aquello de que quedará convencido haber exigido de él á mas de las cosas susodichas (véase la ord. 496 de la Real audiencia).

IV. El señor Rey y la señora Reina ó el que hace veces El mism.en las de gobernador de Cataluña, ó el almirante, ó vicealmirante, prim.cr.deBar. ó capitan de alguna armada , ú otro cualquiera oficial Real, no puedan por via de composicion, ni por cualquier otro medio, modo ó razon echar , ó hacer echar, ó sacar de la cárcel á persona alguna de cualquier condicion que sea, que estuviere presa por delito ó por alguna deuda cierta ú otra cosa, basta qne realmente

у de hecho haya pagado la deuda cierta por la cual estuviere preso; y si fuere cosa incierta, civil ó criminal, hasta que debidamente haya dado y prestado seguridad de estar á derecho a la parte, y que el veguer ó baile ú otro oficial Real en poder del cual estuviere presa aquella persona, no esté antes obligado ni pueda permitir que se vaya la dicha persona, ni sacarla, ni dejarla sacar de la carcel, y si lo hiciere que deba de lo suyo satisfacer a la parte, y que á lo mismo estén obligados el almirante, ó almirantes , ó capitan que echasen ó hiciesen echar de la carcel la tal persona; y que esto deban hacer que se haga y cumpla el señor Rey la señora Reina y el señor Duque, á la cual persona tampoco se pueda dar salvoconducto, ni dársele moratoria estando presa por razon de armada, ni por ninguna otra razon, y si se le diere valga , antes por el mero hecho, sea irrito, vano y nulo, y continue presa , y contra él y sus bienes pueda y deba

que no

do el

El mismo en las cortes de

cap. 45.

ser hecha ejecutoria no obstante el dicho salvoconducto y moratoria; por estas cosas empero no se entienda priva.

que pueda indultarse á dicha persona el delito por el cual será presa , asegurando debidamente de estar á de recho a la parte interesada , en caso que la hubiere. Place

al señor Rey (3).
Fernandoll en
V. Como sea justo que

el
que
esté

preso no sienta daño las terc. cortes alguno, Ordenamos que si alguno fuere preso y resultare 1503 cap. 34. despues haberlo sido sin culpa , no se le pueda recibir co

sa alguna de mesa, ni de carcelage, ni otras despesas, ni gastos de la carcel.

VI. Como muchas veces suceda que algunos acusados Monz.año1510 están presos ; y se les ha publicado el proceso ó sumaria,

y se les ha señalado tiempo para dar sus defensas, Ordena-
mos que en tal caso cuando el proceso estará á punto de
denunciar definitivamente, el acusado debe ser absuelto
á menos que por alguna causa argentísima pareciere al
Real consejo, y que el tal relajado en tal caso sea franco
de todos gastos así como si fuese absuelto.

VII. Ordenamos que ningun carcelero ni guardas de carcel ni su familia puedan tomar so pretexto de estrenas, ni en otra manera cosa alguna de aquellos que salen de la carcel, sino solamente lo que de justicia les toca bajo pena de privacion de sus oficios y de cien florines.

VIII. Sobre lo que se disponia en la parte 19 de esta ley debe estarse á la orden.493 de las de la Real audiencia. En la 2a se dispone que el alcayde no pueda alquilar

ni prestar ropa de la almoina, antes debe dejar aquella á los pobres que pertenecieren á dicha almoina, sin exigir de estos cosa alguna bajo pena de cien ducados por cada vez que contraviniere.

IX. Ordenamos que se guarden las constituciones y pri

[ocr errors]

El mismo en dichas cortes

cap. 48.

El mismo en dichas cortes

cap. 53.

Carlos en las cort. de Barc. año 1520 с. 2.

(3) Eo cuanto a las moratorias véase la nota 1 pag. 73 del tom.l. En cuanto a la prision por deadas civiles la nota 14. pag

360 del mismo tomo.

dichas coites

Cap. 17.

dichas cortes ,

cap. de cor. 2.

vilegios sobre los derechos que pueden los alguaciles, escribanos, carceleros y otros exigir de los presos y que

si se exigiere alguna cosa contra el tenor de aquellas ó estos, sea restituido y se ejecuten las penas contenidas en aquellas y estos, haciéndose pronta ejecucion por el juez á quien tocare; y no obstante esto sea castigado el contraventor á arbitrio de dicho juez segun lo requeriere la calidad del hecho.

X. Como los deudores, contra los cuales se hubiere pués. El mismo en to reclamo (4) y puestos en carcel por virtud de dichos reclamos, sostengan muchos gastos, por esto Ordenamos, que por la certificacion de salida de la carcel, respecto á la persona puesta en ella y por reclamo, nada se pague á ningun oficial; antes bien dicha certificacion sea dada franca de gastos.

XI. Por cuanto muchas veces sucede que algunas per- El mismo en sonas son metidas ó detenidas en las cárceles Reales de la presente ciudad por seguridad de juicio (5), qué les ha mandado dar el consulado de la mar de Barcelona, ú otros del principado de Cataluña y condados de Rosellon y Cordaña, y despues para satisfacer à la parte ó concordarse con ella conviene que sean soltados de dichas carceles, empero el carcelero no deja salir el preso sin certificatoria del tesorero ó del teniente gobernador, no habiendo lugarteniente; y por cuanto algunas veces no se puede conseguir la certificacion y por su retardo se ha seguido que los dichos cónsules han sentido daño de ello, por esto suplica la dicha corte sea del agrado de V. M. establecer y ordenar que siempre que los susodichos cónsules, por los cuales estará el preso en la carcel hayan proveido que el dicho preso sea sacado de ella, y habrán remitido su alguacil con certificacion al dicho carcelero, que estė, satisfecho y pagado en todo lo que le sea debido, deba y esté tenido á

(5) Véase la pag. 98 de este tomo y la ley siguiente.
(4) Véase la nota anterior y la pag. 97 de este tomo.
III.

39

Cap. 9.

dichas cortes,

dejar ir aquel tal preso en el mismo momento, sin esperar certificatoria del gobernador ó tesorero ó de otro cualquiera oficial: que lo mismo se observe en los diputados, consejeros, almotacen, clavarios, obreros, alcaldes y otros oficiales que tengan semejante poder. Place al señor Rey,

á menos que fuere recargado ó detenido por otro caso. El mismo en XII. Declarando y añadiendo a la constitucion anterior, las seg.cort. de Monz.añ. 1534 Ordenamos

que el dicho preso y encarcelado sea sacado incontinenti de las carceles por el dicho carcelero solamente por la certificatoria de aquel de los susodichos por quien habrá sido metido en la carcel, sin esperar otra certificatoria de ningun otro oficial, á menos que el dicho preso fuese recargado ó detenido por otro caso, de cual re

cargo ó detencion deba constar en el libro del carcelero. El mismo en XIII.

Lo dispuesto en estas constituciones no puede te

ner lugar, porque la 19 solo trata de evitar algunos cap. de cort, 3

impedimentos que algunas autoridades, que hoy dia no existen , ponian á las órdenes dadas el

por XIV.

Real consejo de poner alguno en libertad, y la 29

porque en ella se previene que los conselleres de Barcelona debieren exigir juramento al carcelero de observar las constituciones de Cataluña, especialmente la 41 y 12 de este título.

XV. Ordenamos que los presos que estuvieren detenide Barcels año dos y no les fuere probada culpa , sean relajados, sin ha1542 cap. 41. ber de prestar caucion alguna, ni pagar caroelage. Felipe princ. y XVI. Para proveer sobre los abusos у

extorsiones que lugar.tenien.de hacen los carceleros en los tribunales Reales del principado priin. cortes ile de Cataluña, y condados de Rosellon y Cerdaña, tomando Mon. añ1547 dineros para mudar los presos,

Ordenamos que

los dichos carceleros que cometieren tales abusos y

extorsiones, sean castigados á arbitrio de la Real audiencia , y en su caso de

los otros tribunales de los jueces y asesores ordinarios. Felipe en las XVII. Ordenamos que si el carcelero ó guarda de la cort de Barc. carcel rehusare sacar algun pobre preso para hablar é inaño 156. c. 17.

El mismo en las tercer.cort de Barcel. año

1537 cap. 9.

El mismo en las cuartas cor.

cap. 44.

deBar.añ. 1599

cap. 53.

formar á su abogado, pareciéndole á dicho abogado' ser necesario hablar con dicho preso, el dicho carcelero ó guarda, sea puesto y detenido por espacio de veinte dias en la misma estancia de la carcel donde estuviere el

preso, y esto deba proveerlo el doctor del Real consejo criminal que tendrá la causa, á sola instancia ó requisición del abogado de pobres que venia a hablar con dicho preso á quien en esto se dé entera fe ; entendiéndose empero esto, publicada la querella y nuevos actos si los hubiere ; reservando la pena del carcelero, á Nos ó á nuestro lugar teniente general. I,

XVIII. Añadiendo a la constitucion 13 de este título, Felipe II en Ordenamos que todos los sábados ó el dia de la visita de las prims. cor. la carcel, despues que la dicha visita será hecha, el regente la chancilleria ó jueces de corte, ó cualesquiera de ellos, el escribano semanero ó notario de dicha visita bajo pena de privacion de su oficio, deban decir y explicar á cualquiera la conclusion que se hubiere hecho en la causa de la persona, por la cual les habrá sido hecha demanda, al efecto de que si por razon de dicha conclusion el preso debiere ser relajado, y nuestro Lugar teniente no lo quisiere sacar teniéndose noticia de la conclusion, pueda el preso valerse de los remedios lícitos y permitidos por constituciones, y que el dicho Lugarteniente general, y en su ausencia el que hace veces de General gobernador, en continenti que se hubiere hecho dicha conclusion la de. ba ejecutar.' Estas constituciones no sirven: la 19

porque trata del lugar donde debian ser colocados los

presos

XIX en la carcel, cuya forma ha variado; la 2a

por

dirigirse á prohibir que ningun reo pudiese ser sacado XX. El mismo en del principado de Cataluña y condados, lo que es cap.de cort. 7o. contra el art. 41 del decreto de nueva planta ; y

XXI

Felipe IV en la tercera porque trata de los fondos de que podian las prim.cortes echar' mano los empleados Reales, para la reedifi

año 1702 c. 47

El mismo en dichas cortes

cap. 55.

dichas cortes

de Barcelona.

« AnteriorContinuar »