Imagens das páginas
PDF
ePub

TITULO XXVIII.

De los tormentos.

Esta constitucion única del presente título es inutil, pues en Real decreto de 25 de julio de 1814 se abolió esta prueba, la que en Cataluña ya se habia acostumbrado dar solo en delitos de Lesa M. sin perjuicio de la prueba, Dou derecho público lib. 5 tit. 5 cap. 18 sec. 8 ar. 5 nun. 4.

TITULO XXIX.
De las penas corporales y pecuniarias.

El rústico que contraviniere á la empara que justamente se le hubiese puesto, por el solo atrevimiento pague cinco sueldos, y si alguna cosa sacare restitúyalo en doble salvo su derecho. El caballero empero pague la contravencion de la empara y restituya lo que se hubiese llevadosimplemente, con sacramento (4)

En esta ley se disponia que los oficiales Reales no pudiesen castigará los hombres de los pueblos de señorio, sin consentimiento del señor, salva la pena impuesta en la carta de paz y tregua y en los usages de Barcelona.

II. Ordenamos queningun hombre sea condenado sin conocimiento de juez, antes se proceda con este conocimento asipara castigar, como para dará fianza, como para absolver.

(1) En la mota 5 lib. 4 tit. 5o de este vol. pag. 44 del 2 tomo se dijo que en este usage se hablaba de la empara verbal en contraposi. cion á la empara real explicándose en que consistia una y otra en el presente usage se impone la pena al contraventor de dicha empara, cual pena es semejante á la que se impone en la costurn bre 29 de las compiladas por Pedro Alberto, bien que en ella no se hacia diferencia entre el rustico y Caballero. Fontanella Clau. 4 glos, 15 par. 4 num. 79 dice que si los señores usan del embargo explicado en el antepenúltimo apartado de la pag. 512 del 1. tomo de esta obra, puede aplicarse la pena de este usage.

[ocr errors]
[merged small][merged small][ocr errors][merged small]

Alfonso III en las cortes de Monblanch.

año 1333C. 25

Pedro III en las cortes de Lenida año 1375.

cap. de cor. 1.

Fernd. I en las cortes de Barc.

año 1413 . cap. de cort. 6.

Juan rey de Navarra, lugarteniente de Alfon. lV su hermano en las cortes de Bar. año 1456 c. 4.

III. Ordenamos que sin admitirle la debida defensa,

ninguno sea condenado á muerte, ó mutilacion de miembros,
ni aun puesto á tormentos por Nos ni por oficiales ó juecees
nuestros y que contra la forma susodicha no pueda hacerse
despacho alguno de nuestra corte ó de la de aquélles.
IV. Como las penas de tercios y otras que se acostum-
bran poner en contratos de censales y vitalicios se pongan
en ellos á instancia y en favor de la parte, parece razona-
ble que no deben ser dichas penas exigidas sino á instancia
de parte, y como los fiscales que han de percibir estos ter-
cios y otros vayan áéncontrará aquellos que perciben censa-
les y vitalicios y les hagan decir con juramento: si es pagada
la pension que prestataluniversidad ósingular en su término,
y si dicen que no se procede de hecho contra la universi-
dad ó particulares, sin otro reclamo ó instancia para exi-
gir y cobrar las dichas penas por no haber pagado en el
mismo dia en que vence: por esto se suplica que ninguna
pena judicial puesta en dichos contratos, ó que en adelante
se impusiere, en la que se haya incurrido ó en adelante se
incurriere, no puedan ser pedidas, exigidas ni cobradas en
modo alguno, si pues no se hubiere hecho clamo ó recla-
mo ó requisicion á instancia de parte, y solamente por
aquella cantidad por la cual se hiciere ¿ reclamo
ó requisicion, Place á S. M. (2). —
V. Suplica la corte qué se sirva confirmar la constitu-
cion anterior extendiéndola á todos los contratos, compro-
misos y obligaciones judiciales que sean hechos ó hechas
y que de aqui en adelante se hicieren en el dicho Princi-
pado. El señor Rey confirma la ley anterior en la forma
que la concedió el Rey D. Pedro su abuelo, y nuevamen-
te la concede en la dicha forma que aquel la otorgó.
VI. Ordenamos que á ningun hombre de cualquiera
condicion que sea le sea permitido por causa de luto llevar
Gramalla ó Clocha ú otra vestidura que llegue á tierra

[ocr errors]

bajo pena de perder el vestido que se aplicará y ganará el
oficial ejecutor (Véase el título siguiente).
VII. Ordenamos que los ordinarios de las susodichas
ciudades villas y lugares en las cuales hubiere presos que
sean condenados á galera á servir al remo por algun tiem-
po, que luego que serán estos condenados, deban llevar el
tal preso ó presos á la ciudad de Barcelona, y ponerles allí
en mano y poder del regente la tesoreria, y que lo que
gastaren se les deba tomar en cuenta por el maestro racio-
nal ó su lugar teniente; y si los dichos ordinarios fueren
en esto negligentes, pasados tres dias requeridos que sean
por los cónsules, consejeros, Paers, jurados ó procurado-
res, puedan ser convenidos delante los jueces de residencia
y deban pagar de sus propios bienes duplicados los gastos
que los cónsules, consejeros, paeres, jurados óprocuradores
hubieren sostenido en alimentar los tales condenados y ha-
cerlos llevar á sus costas á la ciudad de Barcelona.
VIII. Ordenamos que al dicho condenado ágaleras tem-
poralmente le empiece á correr el tiempo despues de quin-
ce dias que contra él se hubiere proferido la dicha senten-
cia, atendido que estando ya condenado y detenido por
este efecto y no estando de su parte el servir, es justo que
le corra dicho tiempo. , , , , o
IX. Se suplica áV. M. que sea servido ordenar que cuales-
quiera que haya sido condenado á servir en dichas galeras
por ramero ú otramente por algunos años y no por toda
su vida, y hubiere cumplido el tiempo de la condena expre-
sado en la sentencia contra él promulgada, incontinenti
que dicho tiempo habrá pasado, sea sacado de dichas ga-
leras, y no sea mas detenido en ellas; y si lo contrario fue-
re hecho, se practique lo que se propone en esta constitu-
cion. Place á S. M. que en los casos contenidos en dicho
capítulo acudan al Lugar teniente general, el cual deba ha-
cer ejecutar el dicho capítulo. ro

Felipe en las cortes de Barc. año 1585 c.97

El mismo en dichas cortes, cap. 98.

El niismo en dichas cortes cap. de cort.2o

[merged small][ocr errors][merged small][merged small][merged small]

X. En la primera de estas constituciones se prohibe la extraccion de trapos aptos para hacer papel; y en la segunda se prohibe el poder usar ropas y tejidos de oro y plata en los vestidos y tambien usar de paños y sarjas forasteras bajo las po que se explican; lo que en el dia es inútil porque se

a de estar á las Reales ordenes y decretos que se publican

por S. M.

[ocr errors]

TITULO XXX.
De los lutos.

I. Sea del agrado de V. M. ordenar que los titulares, caballeros ú otros semejantes personas por muerte de su padres y otros propincuos ni deban ni puedan cubrir los coches de luto ni vestir de luto á los pages, mayordomos demas de su familia. Place á S. M (Véase el índice de la novis. recop. verbo Duelos, llantos, lutos.)

TITULO XXXI. De los destierros. I. Ordenamos que si sucediere que los vegueres ú otros oficiales por alguna razon dieren salvoconducto á los desterrados, quitado el dicho salvoconducto los dichos vegueres ú otros oficiales esten tenidos á desterrar nuevamente y publicar el destierro con voz de pregon en la cabeza de cada una vegueria en tres dias de mercado á fin de que con la revocacion de dicho salvoconducto, no se prepare un lazo de caer en pena á los que lo ignoran. II. Loando la constitucion anterior y añadiendo á ella; Ordenamos que siempre y cuando nuestros oficiales citaren alguna persona por delito se añada en aquella citacion la conminacion de destierro, esto es de que sino compareciere el citado dentro el término á él señalado por nuestros oficiales, que sea desterrado y habido por desterrado, cual citacion con conminacion de destierro se debe publicar con voz de pregon, y aun despues del término de la citacion se deba publicar igualmente aquel destierro con voz de pregon.

, , , ... TÍTULO XXXII. o
De la pena del juez que juzgare con dolo.

I. Ordenamos que si algun juez ó relator hubiere dado alguna sentencia, ó hecho alguna provision, ó hecho algun pretendido agravio, y apareciere á los jueces ó relatores de la causa de suplicacion que la dicha sentencia, provision ó pretendido agravio se debe revocar er eisdem actis , ó será ya revocado el poder, y pretenderá la parte agraviada que el primitivo relator ó juez le ha agraviado dolosamente y por esto, pidiere é instare que el dicho juez ó relator primitivo le satisfaga los gastos que por esto hubiere sostenido; que en tal caso sea llamado el juez relator primitivo, y oido aquel sumariamente y sin alguno en el Real consejo, y oida aun la parte instante, y vistos los actos si al dicho consejo apareciere que el dicho relator juez primitivo habrá agraviado con dolo la dicha parte, que le pague incontinenti todos los gastos, segun que por el Real consejo será declarado, de cual declaracion no se pueda suplicar ni o recurso alguno; con el bien entendido empero y declarado que la parte agraviada ó instante, deba instar y pedir justicia dentro de treinta dias despues que fuere revocada la dicha sentencia, provision agravio, y hacer que se declare en el término de otros treinta dias, pasados los cuales ya no pueda ser en adelante oido, ni decir cosa contra el dicho juez ó relator si estuviere por la parte instante, no perjudicando á las otras penas de la observancia y otras constituciones que sobre esto disponen (4).

(1) Véase Cancer part. 5 cap. 12 num. 271.

Fernan. II en

las cortes de Monzon año 151o.cap. 18.

« AnteriorContinuar »