Imagens das páginas
PDF
ePub
[ocr errors]
[ocr errors]

(1).

Jaimell en las

El mism.en las cor. de Grerona año 1321.c.it.

mos que

por no hecho.

Fernan. II en

a proceder por el tribunal a la venta

obdo; podne 1913,
4, TITULO XXXIII.
De los bienes de los condenados (1
I. Nos usaremos de los bienes de los homicidas

pertenesegund, cortes cientes á los lugares de los ricos homes, de caballeros, de ciu1299. cap. 32. dadanos y de hombres de villa del modo que usaba de ellos

el Señor Rey D. Jayme en cada una de las veguerias.
II. Ordenamos que se guarde el capítulo anterior y añadi-

lo que se hiciere contra él, sea revocado y habido

III. Si por Nos ó Nuestros oficiales se procediere a la las pri. cor. de aprehension ó confiscacion de bienes en caso permitido ; OrBar, año 1481.

denamos

que si al tiempo en que el proceso empezare, aquellos bienes fuesen poseidos por algun acreedor ó acreedores que los tuvieren especialmente obligados por sus créditos, con entrega y libramiento de posesion; queremos que tales poseedores no sean echados de la posesion de dichos bienes hasta qne sean satisfechos, ó hasta que sea visto y conocido sentenciado y declarado , si los créditos de aquelos eran validos y suficientes para impedir la dicha aprehension é incorporacion ; y lo mismo queremos que se observe en las mugeres por causa de sus dotes y esponsalicio, las cuales queremos que posean los dichos bienes y que sean alimentadas de aquellos aunque los maridos sean vivos, hasta que sean pagadas de sus dotes'.yesponsalicio por venta que 'de dichos bienes hará el tribttnat; entendido de los bienes para pagar a los acreedores, y en su caso a las mugeres guardando orden de prioridad y mejoría de derecho entre aquellos, y reservando á las dichas mugeres la obcion á ellas dada por la pragmática del Rey D. Jaime (2)

(1) Véase la nota 2 tit. 10 lib. i pag. 44 del i tomo.
(2) Es la 1 tit. 2 lib. 5 vol. 2. Sobre esta ley véase Font.

cap. 9.

[ocr errors]

IV. Ordenamos que Nos é sucesores nuestros y oficiales El mismo en nuestros ó de aquellos por cualesquiera crimen ó delito dichas cortes

.

Cap. 10. siendo presa la persona criminosa, no podamos ni puedan inventariar ni tomar bienes de alguno, pero queremos que en delitos de Lesa M. in primo capite, y de heregia declarada por juez eclesiástico, tengan lugar las confiscaciones, aprehensiones é inventarios, aunque el delincuente sea preso; y que en los otros crímenes no tengan lugar las confiscaciones, esté ó no preso el delincuente ; entendido empero que por el presente capítulo no se entienda hecho perjuicio alguno á los procesos de regalía. (3).

decis 476 num. 17 y 26 Id, Claus. 5 głos. 4 num. 61.

(3) V. Font. claus. 4 glos. 15 nam, 106 Calderó dec. 55. num. 35, Péguera Decis. tom. I cap. 36 num. 17.11.17

[ocr errors][ocr errors][merged small][ocr errors][ocr errors][ocr errors][merged small]
[merged small][ocr errors][merged small][merged small]

Usage Similiter et si senior.

1. Del mismo modo tambien si el señor quisiere oprimir injustamente a un caballero suyo ó quitarle su honor, la potestad deberá en esto defenderle y mantenerle.

(1) En el libro 10 del 3 volúmen, y en un título que no tiene correspondencia con ningnn otro de este libro se lee el usage Antequam usatici que se ha puesto en la nota 2 tit. 15 del lib. 9.

у
el

asage Cum Dominus del tenor siguiente. - Como el señor D. Ramon Berengaer el viejo, Conde y Marques de Barcelona , y sojuzgador de España vió y conoció que en todos los pleitos de aquel pais no podian ser guardadas las leyes Godas, y observó que habia muchas qaere. llas

y. machos pleitos que no erap dirimidos por aquellas leyes , especialmente con loacion y consejo de sus prohombres junto con sa may sabia Mager Almodis constitayó y ordenó los usages , con los que todas las demandas, y los maleficios de que en ellas se habla faesen jazgados, pleiteados, ordenados, y aun enmendados, ó vengados. Esto hizo por la autoridad del Juez (Fuero juzgo ley. del tit. !. lib. 1.) que dice que el príncipe tiene eleccion y licencia, si lo requiriere la justa novedad de los pleitos y que sea tratado por la direccion de la Real M. en qae modo debe atemperarse el comenzamiento de los pleitos. Y la Real potestad sola sea franca , en todas las cosas cualquier pena mandará ser puesta ; y

los Señor Conde empiezan así. Hæc sunt Usualia. (*) (Véase la ley i tit. 16 lib. 1 y sa nota ).

usages que ordenó el

(*) El usage que empieza Hæc sunt Usualia es el 1 del tit. 15 lib. 9 Véa

se con su nota.

per

II. Del mismo modo (2) se observará firmísimainente la tre Usage gua, paz y seguridad que el Príncipe mandare tener entre ene- simili modo. migos, aunque estos no la hubieren otorgado; y la ampara (emparament dice la ley) que hiciere el Príncipe porsió porsu núncio é por su sello nadie se atreva á violarla si primero no se fatigare de derecho al Príncipe segun la consuetud de su tribunal (Véase el tit. 12 lib. 7). La moneda así de oro como de plata se ha de conservar con tanto cuidado que no crezca en el cobre, ni se disminuya en el oro ó plata, ni tampoco en el peso. El que empero infringiere, ó violare, ó bien falsificare todas estas cosas ó una de ellas, á saber la paz y tregua , ampara, ó moneda, por ser un mal y una deshonra tal que nadie pueda enderezar ó enmendar al Príncipe, así estableciendo mandamos, que las sonas de aquellos con todo su honor y haber pasen á manos del Príncipe á hacer su voluntad segun consejo y aprobacion de su corte; por que la fé y justicia y paz del Príncipe con las cuales se gobierna todo el reino, valen el reino y mas que el reino, así ninguno puede ódebe enmendarlas o enderezarlas con otro cualquier precio ó enmienda(2), Princeps nam

III. El Príncipe, si en cualqnier tiempo fuere sitiado ó él tuviere sitiado á sus enemigos, ó snpiere que algun reyó príncipe viene á hacer la guerra contra él у

llamare á su tierra para que le socorra

ó
por mensageros

ó por aquel modo con que se acostumbra avisar á la tierra, á saber por hogueras, todos los hombres así caballeros como de á pié que tengan edad y posibilidad de pelear, luego que

lo

oyeren ó vieren, cuanto antes puedan vayan á socorrerle; y si alguno le faltare en la ayuda que en esto pueda dar, debe perder para siempre todas las cosas que tenga por él, y el que no tuviere honor por él, le enmendará la falta y deshonor que le hizo con haber y sacramento, jurando en sus propias manos, pues nadie debe faltar al Prínci

( 2 ) Estas palabras se refieren al usage 2 tit. 11 de este libro : Véase el usage 8 y la ley 4 de este tit. III.

41

que.

por letras é

cipe en tan grande obra y necesidad (3). Usage IV. Con autoridad y ruegos de sus nobles barones consAutoritate et tituyeron los sobredichos príncipes Ramon y 'Almodis que

todos los hombres así nobles como no nobles que vengan á la potestad ó que estén con ella ó que se vuelvan de ella tengan' en todo tiempo, todos los dias y noches paz y tregua, y estén seguros de todos sus enemigos juntamente con todo su honor y haber, y con todos los que tengan honor de ellos ó permanezcan en honor de los mismos ó trabajen en su servicio, con todas las cosas que tuvieren ó poseyeren, hasta que hayan regresado á sus casas; y si alguno les perjudicare alguna cosa ó les hiciere algun daño ó tala , en aquel dia sea tenido por reptado por el Príncipe, y si por esto sufriere algun mal de ningun modo le será enmendado. El que traspasare este mandato de los principes o que por medio alguno hiciere algun mal a aquellos que están puestos en esta defensa ó a las cosas de los mismos, todos los males

que

hiciere y todas las cosas que les hubiere quitado y todo lo que se 'les hubiere llevado lo restituirá con el undecuplo á aquellos a quienes hubiere hecho la violencia , á lo que se le obligará por el Príncipe y despues

enmendará a este la deshonra que le hizo con haber у Usage

sacramento jurando en sus propias manos (H). Ex magnatib. -V. Ninguno empero de los magnates, esto es vizcondes óco

mitores ó varvesoros se atreva en adelante de modo alguno á castigar á los culpables esto es ahorcar por justicia, ni edificar nuevamente castillo contra el Príncipe, ni establecer contra el que esté ya edificado, ni tener sitiada fortaleza ni hacer la guerra con los 'instrumentos á que los rústicos llaman fundas y goca y gata por que seria grande desdoro á las potestades. Y si lo hiciere al momento que fuere requerido por el Príncipe , teje ó destruye el castillo y le devuelva la fortaleza sin apremio si la hubiere tomado y

con

(3) Mieres col. 1. cap. 4, Ripoll de Regs. y el as. 2 t. 22 lib. 4. (4) Véase el extracto de la ley 9 de este tit.

« AnteriorContinuar »