Historia general de España, desde los tiempos mas remotos hasta nuestros dias. Por Don Modesto Lafuente, Volume 15

Capa

No interior do livro

Opinião das pessoas - Escrever uma crítica

Não foram encontradas quaisquer críticas nos locais habituais.

Páginas seleccionadas

Outras edições - Ver tudo

Palavras e frases frequentes

Passagens conhecidas

Página 167 - Tuve otras cosas en que ocuparme; dejé la pluma y las comedias, y entró luego el monstruo de naturaleza, el gran Lope de Vega, y alzóse con la monarquía cómica. Avasalló y puso debajo de su jurisdicción a todos los farsantes; llenó el mundo de comedias propias, felices y bien razonadas, y tantas que pasan de diez mil pliegos los que tiene escritos, y todas, que es una de las mayores cosas que puede decirse, las he visto representar u oído decir por lo menos que se han representado...
Página 486 - VM, los cuales, viendo que no los pueden soportar, es fuerza que hayan de desamparar sus hijos y mujeres y sus casas, por no morir de hambre en ellas, e irse a las tierras, donde esperan poderse sustentar, faltando con esto a las labores de las suyas, y al gobierno de la poca hacienda que tenían y les había quedado...
Página 291 - De esta manera en el cuarto año del reinado de Felipe III. se pedia limosna de puerta en puerta para socorrer al soberano de dos mundos, y para quien cruzaban los mares tantos galeones henchidos del oro de las Indias.
Página 508 - ... y ratificó, y si es necesario, lo dice ahora de nuevo, y es la verdad para el juramento que hizo, y no lo firmó porque dijo no poder firmar con la mano por el tormento que se le dio; y aunque se llegó con la pluma á que procurase firmar, probó á hacerlo, y según digo, tornó á decir que no podrá firmar de ninguna manera, y los suso dichos señores lo rubricaron. — Ante mí. — Lázaro de RÍOS.
Página 393 - Asi fue que al bullicio de las poblaciones sucedió el melancólico silencio de los despoblados, y al continuo cruzar de los labradores y trajineros por los caminos, sucedió el peligroso encuentro de los salteadores que los recorrían, y se abrigaban en las ruinas de los pueblos desiertos.
Página 173 - ... y de todos los tiempos. No abundó este reinado en escritores políticos, y si alguno podemos citar, como el célebre secretario de Felipe II. Antonio Pérez, fue porque la persecución y el despecho movieron su pluma y le impulsaron á escribir fuera de su patria en defensa propia y en queja de los padecimientos y agravios que habia recibido de su rey.
Página 392 - ... fabricación de paños, de sedas, de papel y de curtidos en que eran tan excelentes, y concluyendo por los oficios mecánicos, que los españoles por indolencia y por orgullo se desdeñaban generalmente de ejercer, y de que ellos por lo mismo se habían casi exclusivamente apoderado; todo se resintió de una falta de brazos y de inteligencia que al pronto era imposible suplir, y que después había de ser costoso, largo y difícil reemplazar.
Página 509 - Ordenes en la dicha visita, mi parte fue dada por libre, con imposición de perpetuo silencio, de que se despachó cédula por VA" fue fecha 7 de Julio del dicho año de 1607, y...
Página 370 - Por maravilla se hallará entre tantos uno que crea derechamente en la sagrada ley cristiana; todo su intento es acuñar y guardar dinero acuñado, y para conseguirle trabajan y no comen; en entrando el real en su poder, como no sea sencillo, le condenan a cárcel perpetua...
Página 15 - Cortes, no puedan haber receptoría por sí ni por interpósita persona por ninguna causa ni color que sea, recibir merced de Sus Altezas, ni de los reyes sus sucesores que fueren en estos reinos de cualquier calidad que sea, para sí ni para sus mujeres, hijos, ni parientes, so pena de muerte y perdimiento de bienes. E que estos bienes sean para los reparos públicos de la ciudad o villa, cuyo procurador fuere.

Informação bibliográfica