Imagens das páginas
PDF
ePub

se eximió de la obligacion de hacer confirmar por los grandes los tratados y capitulaciones. Los firmó desde entonces solamente con el rey su marido.

En 2 de enero de 1492 se rindió Granada, é hizo su entrada triunfal la reina Isabel con el rey don Fernando. Asi se vieron cumplidos los votos que los españoles habian formado, y se cerró la lucha que babia comenzado al pie de la roca de Calpe siete siglos, ochenta años y dos dias antes, el jueves 30 de abril de 711. El 2 de enero de 1492, que terminó la regeneracion de España , fué un viernes. A la hora tercera de la tarde la cruz de plata del arzobispo de Toledo, el estandarte de Santiago y el pendon real de Castilla, aparecieron uno tras otro en la cumbre de la mas alta torre de la Alhambra, á la misma hora en que mil cuatrocientos cincuenta y nueve años antes se alzaba en el Gólgota la cruz de Cristo, signo de la redencion y de la libertad del género bumano!!!....

Isabel y Fernando entraron triunfantes en Granada. El rey moro les presentó las llaves del palacio y fortalezas, y obtuvo el permiso de retirarse con gran parte de sus riquezas á un pequeño principado, situado en las montañas de la Alpujarra, que abandonó muy pronto para ir á morir con sus correligionarios en Africa.

Al divisar por última vez desde una altura su an. tigua capital lloró, y la sultana su madre, indignada de su debilidad, Llora, le dijo, llora como una muger

la pérdida de un reino por cuya defensa no has sabido morir como un hombre.

Isabel y Fernando entraron en Granada, la ciudad de las cien torres, cuyas catorce puertas ocupaba el ejército cristiano, y pasearon por sus calles desiertas, delante de sus cerradas casas, en medio del estupor, de la desconfianza de los vencidos y de una calma tan alarmante como solemne. Entregaron las llaves y el mando de la ciudad al conde de Tendilla, y se volvieron a su campamento de Santa Fé, para hacer despues su entrada pública y solemne tres dias despues, el dia 5 de enero.

Casi toda la Europa tomó parte en la alegría de España, celebrando con magníficos regocijos tan feliz é importante acontecimiento: el papa Alejandro VI concedió á Fernando é Isabel el título de Reyes Católicos, título con que son conocidos en la historia, y que han trasmitido á sus sucesores.

La toma de Granada no fué solo un triunfo glorioso para España, sino para toda la cristiandad. Pareció en la lucha política de las dos religiones contrabalancear la pérdida de Constantinopla, tomada por los turcos en 1453.

DORRA

VI.

BAUTISMO FORZADO DE LOS MOROS. -ORIGEN DE LOS MO

RISCOS.-FUERO DE MOROS EN VALENCIA.

Con la rendicion de Granada y la estensa y solemne capitulacion que Isabel y Fernando concedieron á los moros quedaron estos asociados en cierto modo á la nacionalidad española, empero conservando terminantemente su religion y sus leyes, sus trages, usos y costumbres. En el mismo dia 5 de enero, en que hicieron su entrada solemne en Granada los Reyes Católicos, empezó ya á violarse su capitulacion. Un caballero, don Pedro García de Avila, apartándose de la régia comitiva, y penetrando en lo interior de la ciudad, se abandonó á los mayores escesos contra los miseros vencidos. Quejáronse éstos, y el rey Fernando pronunció contra él la pena de muerte; pero su sentencia no se ejecutó, y el cul

MORISCOS.

pable continuó al servicio de la reina, y disfrutando de su favor.. • En el mismo 5 de enero se apoderaron los reyes de la mezquita de Attaybin, una de las principales, y la hicieron consagrar al culto cristiano, bajo la invocacion de San Salvador.

Mostraba Isabel el mayor ardor por la estension de la fé, y aunque el rey don Fernando no era menos piadoso, templaba su celo la prudencia. Ya años antes, cediendo a las exigencias del clero y al espíritu intolerante de sus pueblos, habian establecido en 1480 en Sevilla, en virtud de autorizacion del papa Sixto IV, para reprimir el incremento y audacia de los judíos, contra los que se alzaba un clamor general, el tribunal de la Inquisicion, existente ya en Francia y en Italia, y cuya fundacion pretenden algunos hacer subir al concilio de Verona en 1148, en el que se mandaba á los obispos que por sí, ó por medio de sus delegados, inquiriesen todas las personas sospechosas en la fé, para castigarlas primero espiritualmente, y luego con penas temporales si esto no bastaba.

Los Reyes Católicos establecieron en España la Inquisicion, tribunal que destruyó por largo tiempo la felicidad de los pueblos, que sofocó el genio y las luces bajo un odioso despotismo. El establecimiento de la Inquisicion encontró grandes obstáculos principalmente en Aragon. Asesinaron en Zaragoza en el mismo templo á un inquisidor para aterrar á los demás. Todo fué en vano: el nuevo establecimiento, dirigido en un principio contra los judíos y los moros, era demasiado conforme a las ideas religiosas y de intolerancia de la mayor parte de los españoles, para no triunfar de estos ataques. El título de familiar de la Inquisicion, que llevaba consigo la esencion de los cargos municipales, fué de tal modo solicitado, que en ciertas ciudades sobrepujaba el número de los familiares al de los habitantes, y las Córtes tuvieron que poner órden en la concesion de esos títulos. Hasta los mismos grandes, tan altivos, y que mas de cien veces habian hecho temblar á los reyes, se honraban con los oficios mas viles de este tribunal sangriento de la Fé, y contaron entre los dictados de su grandeza, el de alguacil de este tribunal!.. Cuando una nacion se halla asi preparada no hay que maravillarse de cómo ha podido existir el tribunal de la Inquisicion, y verificarse esas espulsiones en masa de millares de sus mas industriosos habitantes, dejando en gran parte despoblado su suelo, yermos sus campos, y arruinada su industria.

Esta intolerancia, encarnada en el carácter español, hizo que algunos prelados y altos personages, con indiscreto celo, tratasen de persuadir á los Reyes Católicos, que prescindiendo de la capitulacion solemne, del decoro debido á sus promesas, de la fé jurada, obligasen á los moros de Granada inmediatamente á aceptar el bautismo ó á vender sus bienes y emigrar al Africa.

« AnteriorContinuar »