Montesino y sus doctrinas pedagógicas por J. Sama

Capa
J. y A. Bastinos, 1888 - 188 páginas
 

Opinião das pessoas - Escrever uma crítica

Não foram encontradas quaisquer críticas nos locais habituais.

Outras edições - Ver tudo

Palavras e frases frequentes

Passagens conhecidas

Página ix - Igualmente lo son los trabajos y triviales alegatos en derecho y extemporáneos que hasta ahora pocos días hacían los abogados aun en los tribunales de la corte, También lo son las malas comedias y pésimas poesías, en que todo se da á la sofistería, al equívoco y juego de palabras y nada á la solidez ni á la...
Página viii - Por nuestra desgracia, no ha entrado todavía a las Universidades de España ni un rayo de esta luz. Y mientras las naciones cultas, ocupadas en las ciencias prácticas, determinan la figura del mundo o descubren en el cielo nuevos luminares para asegurar la navegación, nosotros consumimos nuestro tiempo en vocear las quididades del ente o el principio quod de la generación del Verbo.
Página x - La resulta de todo esto ha sido el haberse hecho inútiles los estudios de las Universidades; que después de acabados los cursos, ningún estudiante sale filósofo, teólogo, jurisperito ni médico; que cada uno se halla precisado a empezar nueva carrera y nuevo estudio para practicar de algún modo su profesión.
Página viii - ... son de nombre, incapaces de traer utilidad, aun cuando fuese posible demostrarlas. Peca en su método, porque en lugar de buscar la verdad por medios simples y geométricos, la presume hallar por una lógica enredada, capciosa y llena de sofismas, que oscurecen el entendimiento, lo acostumbran a raciocinios falsos ya desviarse de la misma verdad, contentándose con palabras y con ciertas distinciones que se llaman sutiles y son ineptas, llegando la desgracia a tal punto que se ha dado el nombre...
Página x - ... y nuevo estudio para practicar de algún modo su profesión. Y ojalá que sólo fueran inútiles; lo peor es que son perjudiciales porque salen los jóvenes con la razón pervertida, con el gusto viciado y con el juicio acostumbrado a raciocinios falsos. Impresiones tenaces que contraídas con la primera educación suelen durar el resto de la vida, siendo necesario un genio sobresaliente para rectificar después las ideas con el uso del mundo y mejores estudios: pero este número suele ser muy...
Página 128 - Alcocer, y que unos y otros habían sido y eran chrisüanos viejos, limpios de toda mala raza de moros, judíos, ni de los nuevamente convertidos a nuestra santa fe católica, remitiéndose en todo los testigos a las informaciones hechas cuando tomó el hábito.
Página 2 - Colegio académico del noble arte de primeras letras, reducido: «á fomentar con trascendencia de la juventud á todo el reino, la perfecta educación en los rudimentos de la fe católica, en las reglas del bien obrar, en el ejercicio de las virtudes, y en el noble arle de leer, escribir y contar.
Página ix - Nace también este espíritu superficial que se observa aun entre las mujeres y el bajo pueblo, a quienes se oye hablar con el estilo pedante de las escuelas, soliendo usar de distinciones capciosas que desfiguran la verdad, y manejar el sofisma sin arte y por ejemplo. Y sobre todo nace el desterrable abuso con que se ha querido desconocer la religión...
Página viii - ... este continuado delirio de la razón, Así es que este estudio de las Universidades empieza por pervertir el entendimiento, y el primer mal oficio que hace...
Página viii - Así es que este estudio de las Universidades empieza por pervertir el entendimiento, y el primer mal oficio que hace a todo estudiante es obligarle a perder aquella lógica justa y natural con que nace todo hombre dotado de mediana razón. De aquí procede el haber salido de las Universidades el espíritu escolástico a derramarse por toda la nación, infestando sus profesiones y clases. Del mismo principio ha nacido el falso gusto que en todos asuntos...

Informação bibliográfica