El poder civil en España: Memoria premiada por la Real academia de ciencias morales y políticas en el concurso ordinario de 1883, Volume 4

Capa
Impr. y fundición de M. Tello, 1886
 

Opinião das pessoas - Escrever uma crítica

Não foram encontradas quaisquer críticas nos locais habituais.

Páginas seleccionadas

Índice

Outras edições - Ver tudo

Palavras e frases frequentes

Passagens conhecidas

Página 546 - Las Cortes generales y extraordinarias de la Nación española, congregadas en la Real Isla de León, conformes en todo con la voluntad general, pronunciada del modo más enérgico y patente, reconocen, proclaman y juran de nuevo por su único y legítimo Rey al Señor D. Fernando VII de Borbón...
Página 551 - Las Cortes generales y extraor»dinarias, con absoluta unanimidad y conformidad de todos »los votos, declaran por abolido para siempre el tormento en » todos los dominios de la monarquía española, y la práctica «introducida de afligir y molestar á los reos...
Página 565 - África; para que, estando por otra parte dotados de prendas recomendables, puedan ser admitidos a las matrículas y grados de las universidades, ser alumnos de los seminarios, tomar el hábito en las comunidades religiosas y recibir las órdenes sagradas...
Página 679 - Si en circunstancias extraordinarias la seguridad del Estado exigiese, en toda la Monarquía o en parte de ella, la suspensión de algunas de las formalidades prescritas en este capítulo para el arresto de los delincuentes, podrán las Cortes decretarla por un tiempo determinado.
Página 92 - Casiano y la sustituyó con el colegio académico, cuyo objeto principal era fomentar en todo el reino la perfecta educación de la juventud en los rudimentos de la fe católica, en las reglas del bien obrar, en el ejercicio de las virtudes y en el noble arte de leer, escribir y contar...
Página 311 - ... por la presente de mi propio motu. cierta ciencia y Poderío Real absoluto, de que en esta parte quiero usar y uso como Rey y Señor natural, no reconociente superior en lo temporal...
Página 127 - ... por la atención que merecen aquellos literatos que, después de haber ilustrado su patria, no dejan más patrimonio á sus familias que el honrado caudal de sus propias obras y el estímulo de imitar su buen ejemplo.
Página 536 - ¿Juráis la santa religión Católica, Apostólica, Romana, sin admitir otra alguna en estos reinos? ¿Juráis conservar en su integridad la nación española y no omitir medio alguno para libertarla de sus injustos opresores? ¿Juráis conservar a nuestro amado, soberano el señor don Fernando VII...
Página 514 - Al señor Gil. — A la junta para su gobierno la pongo en su noticia como me he marchado á Bayona de orden del rey, y digo á dicha junta que ella sigue en los mismos términos como si yo estuviese en ella. — Dios nos la dé buena. — A Dios, señores, hasta el valle de Josafat. — ANTONIO PASCUAL.

Informação bibliográfica