Imagens das páginas
PDF
ePub

sión que haría el nombramiento del referido D. Luis por cabeza de la Armada en el primer Ministerio del rey Fernando, si tranquilizadora en punto á la cuenta de opiniones políticas", nada menos que eso en el amago de las reformas y disminuciones que venía predicando como imprescindibles”. Contra la expectación general, aparecieron decretos solemnizando los días de cumpleaños y santo del Monarca con grandes promociones en el Ejército y la Marina militar, tocando á ésta en el primero, ascenso de I4 brigadieres y de ocho jefes de escuadra á los empleos inmediatos”, y en el segundo el de 14 capitanes de navío á brigadieres “, á cuya satisfacción iba unida la de reanudarse en la Gaceta la publicación de elogios, comenzando con el de D. Antonio de Escaño ”. «. Correspondía, en cambio, á los antecedentes del Ministro la aparición de otro decreto dado á 28 de Julio o, instituyendo de nuevo el Almirantazgo con dos salas, de gobierno y de justicia. El Rey, honrándolo, se reservaba la presidencia, y nombraba vicepresidente al infante D. Antonio Pascual, confiriéndole los títulos de Almirante general de España é Indias, coronel de guardias marinas, protector del comercio, de la navegación y de la industria, meramente honoríficos también, dadas las condiciones de la persona".

* En la primera carta había escrito «deseaba para España una Constitución que nos ponga al abrigo de todo despotismo, sea el que fuere, popular ó monárquico, civil ó político.» En la XXIX consignó que se le acusaba del pecado de tener ideas liberales.

* De la supuesta animosidad de Salazar contra la Marina trataré oportunamente.

o Gaceta de Madrid de 2o de Octubre de I8I4.

* Gaceta de 8 de Junio de 1815.

o Falleció el 12 de Julio de 1814; la necrología salió en la Gaceta de 3 de Enero de 1815, expresando era Escaño «uno de los hombres que honran á la especie huInt la X>.

o Gaceta de 29 de Agosto de 1815.

" Dudaba el conde de Toreno si faltaría á la gravedad de la historia transcribiendo la carta escrita á la Junta de gobierno en 18o8 en los momentos de marchar á Bayona el Infante: la copió, sin embargo, y la han reproducido los historiadores sucesivos, como medida de la capacidad y de los alcances de un personaje que no despuntó, ciertamente, por la inteligencia. Bayo lo representó «varón pacifico cuya vida se deslizaba entre las devociones y la zampoña, su instrumento favorito, estando calificado de el más simple de los Borbones». Lafuente y Gebhardt

[merged small][merged small][graphic]

De las primeras disposiciones del reinado en que tocó papel á la Marina, resultó funesta la de carenar el navío de tres puentes, al que se dió el nombre del Rey, en sustitución del de su madre. Naufragó en viaje desde Mahón á Cartagena, con penosos incidenteso. Fué principal después la de organizar expedición destinada á mejorar por la fuerza el estado de las colonias, para lo cual se reunieron en Cádiz I5.OOo hombres de todas armas al mando del general D. Pablo Morillo, soldado de Marina en Trafalgar, alférez en Bailén, rápidamente ascendido por indiscutibles méritos durante la guerra contra las huestes de Napoleón. Por segundo jefe del ejército y comandante general de las fuerzas navales se designó al brigadier D. Pascual Enrile, que dirigió el embarco de la tropa y pertrechos en 65 buques transportes y los de guerra de escolta, á saber: navío San Pedro Alcántara, fragatas Diana é Ifigenia, corbeta Diamante y goleta Patriota, haciéndose á la vela el 17 de Febrero de 1815. Cuando el descontento reina, de todo se saca materia con que alimentarlo. La expedición americana la proporcionaba, disgustando á los armadores el rigor con que se les embargaron los buques para el servicio real; doliendo á las familias la ausencia de los que partían á lidiar en clima mortífero, y dando envidia la distribución de pagas dobladas á los que se iban, por más que fuera equitativo y natural, á los que sin ninguna se quedaban. Créese que la reunión de soldados y de buques en Cádiz sirvió á las logias masónicas fundadas por los franceses; á aquellas sociedades secretas de que salieron para Buenos Aires los Alvear, San Martín, Zapiola y compañeros, para extender las raíces en el Ejército y Armada, minando la disciplina, y no ha faltado quien asegure que en la Marina, sobre todo, ó cuando menos entre la oficialidad joven, hizo muchos adeptos o, originando ó contribuyendo á las sublevaciones militares muy luego ocurridas y sangrientamente castigadas. Las hubo este año mismo, desplegando por bandera la Constitución de 1812, en Coruña, en Ferrol” y algunas otras partes, apartando el pensamiento de una de las grandes humillaciones que aún había de sufrir la desgraciada nación. Ajustados tenía convenios de paz y amistad con Prusia, con Inglaterra, con Francia, con Dinamarca”, y nombró representante en el Congreso de Viena, donde, por acuerdo de las primeras potencias, habían de ventilarse las cuestiones pendientes, ó en términos más claros, se habían de distribuir los despojos de Napoleón; lo que en efecto se hizo, alcanzando algún beneficio, á más de las repartidoras, que eran Inglaterra, Austria, Prusia y Rusia, las secundarias Suiza, Nápoles, Cerdeña y Portugal. España, que tanto había contribuído al triunfo de que todas gozaban, no sólo no mereció consideración alguna para reivindicar algo de lo disgregado, sino que, igualada con los vencidos, se trató de mermar más su territorio y se la declaró sin opción ni derecho á figurar entre las potencias de primer orden; quedando desde entonces, esto es, desde el 9 de Julio de 1815, en que se firmó el acta (sin hacerlo ni protestar el representante), excluida de toda intervención en el nuevo derecho público de Europa. o Tarde, y no del todo bien, decidió al fin el Gabinete del rey Fernando adherirse á los acuerdos del Congreso de Viena”, haciéndolo, por tanto, al que por separado de las grandes cuestiones de la guerra inspiró con gran calor, penetrada

le recuerdan como figura grotesca, hazmerreir de la Corte, y el último de los comentadores de los sucesos de la época (Ruiz de Padrón y su tiempo. Introducción á un estudio sobre historia contemporánea de España, por Miguel Villalba Hervás. Madrid, 1898, pág. 37) «romo de entendimiento, extravagante en los hechos, grosero en las palabras, tan fanfarrón como cobarde.....» Si hubiera algo exagerado en la estimación de estos escritores, todos de la escuela liberal, hay que convenir con ellos en que los nombramientos del infante D. Antonio Pascual, aun siendo de puro honor, tenían trascendencia en el ridículo recaído en agraciante y agraciado. *Véase el Apéndice núm. 2 de este capitulo. OMO IX. 9

1 Don Vicente de la Fuente, en su Historia de las Sociedades secretas.

* Se debían al departamento 58 mensualidades, y los oficiales pedían limosna ó sucumbian á la necesidad. — Montero, Historia de Ferrol. o Todos en el año 1814. Están contenidos en la Colección de Cantillo.

* Tratado suplementario al Acta del Congreso de Viena, firmado en París á Io de Junio de 1817 por los plenipotenciarios de España, Austria, Francia, Inglaterra, Prusia y Rusia.—Colección Cantillo,

« AnteriorContinuar »