Imagens das páginas
PDF
ePub

Resumen del libro nono.

HO

[ocr errors]

me.

Libertad de los presos. Escenas del 9 de Marzo en palacio. Junta gubernativa provisional. -- Muerte de la inquisicion. - Disolucion de la camarilla. - Mani fiesto del rey.Ficstas. - Sucesos de Valencia. Prision de Elio.-- Cormocion de Barcelona. --- Asesinatos de Cádiz. Alarma de Europa. - Intrigas de Inglaterra.- Sociedades patrióticas.Milicia voluntaria. - Primer ministerio constitucional. - Medidas de la junta gubernativa.-- Júbilo general. Conato de Zaragoza. - Alboroto del cuartel de guardias. - Conspiracion de Baso y Erroz. — Ceremonia del juramento del monarca. Abrense las Cortes. -- Idea de la asamblea. - Respuesta al discurso del trono. Trabajos de las Cortes.Intrigas de Roma. --Carta de Pio VII al rey.- Sociedad patriótica de Lorencini. -Odio mútuo del rey y los ministros. Revolucion de Nápoles. Caida de Amarillas. Riego en Madrid. - Entona el trágala.--- Desorden del teatro. - Carácter de Riego. - Su destierro.- Revelaciones de Argüelles. Division de los liberales. Leyes importantes. - Reforma de Monacales. Violenta sancion. Ahogos del tesoro. Ciérrase la primera legislatura. - Nombramiento inconstitucional de Carvajal. Consecuencias. - Vuelta del Escorial.Nacimiento de la comuneria. -- Su juramento.-- Portugal. ---Congreso de Troppau. - Congreso de Laybach. - Secreto vendido. Ciérrase la sociedad patriótica de Madrid.Insultos al rey.- Acometer. los guardias á los gritadores. Disolucion del cuerpo de guardias. Escenas que origina el odio del rey al ministerio. Abrese la segunda legislatura. - Parte autógrafa del discur50. Exoneracion del ministerio. Opinion dei congreso sobre la mudanza del mismo.-- Gracias concedidas á los ex-minis

T. II.

mu

20

tros. Respuesta de las Cortes al rey.- Segundo ministerio constitucional. - Fisonomia del mismo.- Regato. Destruccion de las máquinas de Alcoy. - Partidas realistas. - Conspiracion de Vinuesa. — Señorios. Varias leyes.- Nuevos ataques de los obispos. - Sucesos esteriores. - Falsedades del rey.- Desórdenes de Barcelona: deportaciones. De Galicia. - Vuelta de Morillo á España. - Sentencia de Vinuesa. Su asesinato. - Terror del rey.--- Amnistia á los facciosos. - Crueldades de Merino.-Ciérrase la segunda legislatura.- Muerte de Napoleon. -- Predileccion del rey por los Sitios. Fiebre amarilla en Barcelona. - Doctrinas anárquicas. Circular reservada.. Mas ataques del rey á la Constitucion. Dimision del ministerio. -No la admite el rey.- Arrojo de Morillo. - Don Jorge Bessieres.- Plan de república. -Conducta de Riego en Zaragoza. - Cuadro de Riego. - Procesion revolucionaria. - Suderrota. Cortes estraordinarias. - Estiéndese la peste.- Cordon militar de la raya. Congregacion apostólica. Nacimiento de las sociedades secretas del realismo. - Dia de San Rafael.Sucesos de Zaragoza. Representaciones contra el ministerio.Tribunas en las plazas. Elecciones. - Rebelion de Cádiz.-De Sevilla. -- Trabajos de las Cortes estraordinarias. Mensage del rey.--- Respuesta del congreso. - Calatrava individuo de la comision. _ Tambien Sancho. Dictámen de la comision.Discusion.Segunda parte del dictámen. --Carta de Jáuregui. --- Estiéndense los desórdenes. Consulta el rey al Consejo de Estado. - Exoneracion del ministerio. Restablécese la calma en Andalucía. - Disturbios de Valencia. Viaje de Riego. Sociedad de los amigos de la Constitucion. Descontento y sus causas. Ultimos trabajos de las Cortes estraordinarias, Insultos á los diputados moderados.- Ciérranse las Cortes estraordinarias.

Libro nono.

an

locamos el escollo casi insuperable de esta historia: vivos los hombres, vivas aun inas las pasiones, y frescas y manando sangre las llagas, į quién pone la inano en ellas sin encrudecerlas? Desnuda vamos á presentar la verdad, roinpiendo hasta la gasa que vela sus mas ocultos encantos. El que no tenga valor para mirarla en carnes, desvíe los ojos: hora es ya de que caiga la venda que todo lo ofuscaba. Pondremos en claro las tramas de un rey que atando á su cetro el hilo de todas las conspiraciones contra la libertad, logró ahogarla entre los brazos inismos de sus engañados defensores. Mas no perdonando el solio, tampoco perdonaremos los errores de ningun hombre. No conocemos los partidos: apologistas de la virtud, censores del crimen, ensalzaremos ó deprimiremos del mismo modo las acciones del que lo inerezca , llámese realista ó liberal, moderado ó exaltado. Al pintar los hechos pondremos en olvido las personas, y al retratar las personas no nos acordaremos ni de su existencia ni de su poder, sino de la verdad, nuestra única guia. Una sola vida teneinos, y esa es de la patria. La conciencia dictará á cada uno si ha de continuar leyendo mas páginas ó cerrar este libro.

La primera providencia del monarca, cambiaLibertad de do el rumbo del gobierno, fue mandar la libertad los presos.

de los presos por opiniones políticas: ya la inuchedumbre habia destrozado las férreas puertas de la inquisicion y allanado los calabozos, como hemos insinuado, inflamándose los ánimos con la narracion de los torinentos que habian sufrido aquellos inártires de la patria. ¡Estraño modo de precaver los sucesos! El general Ballesteros, que tanto habia contribuido con sus consejos al acuerdo de Fernando, siguió con el encargo de formar el ejército del centro en la provincia de Madrid, para que reuniendo las diseminadas tropas, prestase en un caso robusto apoyo al trono, asaltado de temnores.

Un pueblo ardiente de entusiasmo, y con la in maginacion acalorada por la memoria de la tiranía de seis años, esperó en vano otras medidas que le garantizasen la conducta futura de un principe que voluntariamente habia proscrito y condenado al suplicio á los amantes de la monarquía

moderada. E impaciente y desconfiado, coino lo Marzo de 1820. es siempre, lanzóse el 9 á las calles, y agrupóse

en la puerta del real palacio, prorumpiendo en gritos de cólera y de amenaza. La guardia que cus

todiaba el alcázar permaneció tranquila sin oponer Escenas del resistencia: y creciendo el atrevimiento de la gen

te con aquel nuevo estímulo, derramóse por los palacio.

patios de la regia morada, ganando algunos la escalera con ánimo de penetrar en las habitaciones del rey. Abandonado éste por los cortesanos que pocos dias antes tan valerosos se pregonaban, soplando en su alma la llaina de la venganza, se atribuló y mandó bajar varias personas de influencia, que lograron contener á los que subian. Habian los grapos nombrado seis comisionados para que presentasen en su nombre las peticiones. Llainábanse don José Quintanilla, don Rafael Piqueras, don Lorenzo Moreno, don Miguel Irazoqui,

Marzo en

don Juan Nepomuceno Gonzalez y don Isidro Perez: todos amnigos fogosos de la libertad, todos espoleados por el deseo de la pública ventura, sin la hiel de la esperiencia ni el tósigo de los desengaños.

Accediendo Fernando á la primera de las peticiones, mandó al marques de las Hormazas, alcalde de 1814, y al de Miraflores, que habia desempeñado igual destino en 1813, se dirigiesen á las casas consistoriales y restableciesen el ayuntamiento constitucional del año catorce. El bullicio era sumo, y el desorden crecia con el número y la efervescencia. Los peticionarios rechazaron al marques de las Hormazas, no solo por ser cercano pariente del tirano Elío, sino tambien porque profesaba las doctrinas mas exageradas del realisino; y antecogiendo á Miraflores, dirigiéronse todos juntos y en tropel á las casas consistoriales. Llegado alli el inmenso gentío, dió cuenta el inarques cn alta voz de la coinision que le habia confiado S. M.; y aclainados alcaldes por el concurso don Pedro Saenz de Baranda y don Rodrigo Aranda, y convocados por los porteros los regidores, quedó instalado el ayuntamiento.

Tras esto regresó el marques de Miraflores á palacio á prevenir á Fernando que el ayuntamiento en cuerpo y los comisionados del pueblo iban á presentarse para recibir su juramento á la Constitucion gaditana. Tan tímido y cobarde delante del peligro, cuanto déspota é inflexible habia sido durante su omnipotencia, plegóse despues de un breve amago de cólera al deseo de los liberales: re. cibió al ayuntamiento y á los comisionados en el salon de embajadores, y juró debajo del trono con fin. gidas muestras de regocijo el código proclamado.

Nombró igualmente el rey, á instancia de los Junta guberpresentes, una junta provisional consultiva , com- nativa provisio

nal.

« AnteriorContinuar »