Imagens das páginas
PDF
ePub

Num. 17. Comision de premios. Se- introdujesen en el reino, y asentasen sion de Cortes de 12 de Setiembre de en muchos opiniones perniciosas por 1820.

los mismos medios con que en otros

paises se propagaron. Deseando pues Num. 18. Sic Jelatores , genus ho- proveer de remedio á tan grave mal, y minum publico exitio repertun, et conservar en mis dominios la santa repoenis quidem numquam satis coerci- ligion de Jesucristo, que aman y en tum, per proemia eliciebantur. = Tá- que han vivido y viven dichosamente cito , lib. 4.° Anales.

mis pueblos, asi por la obligacion que

las leyes fundamentales del reino imNúm. 19. Real orden. - Habiendo ponen al principe que ha de reinar en hecho presente al rey sus servicios don él, y Yo tengo jurado guardar y cumAntonio Lastres, vecino de Velez Má- plir, como por ser ella el medio mas á laga , segun consta de los adjuntos do propósito para preservar á mis súbditos cumentos, y el que últimamente ha de disensiones intestinas, y mantenercontraido en manifestar la reunion que los en sosiego y tranquilidad, he creido sc formaba en el café de Levante de que sería muy conveniente en las acesta corte, cuyos cómplices han sido tuales circunstancias volviese al ejercisentenciados á presidio (Gaceta de Ma cio de su jurisdiccion el tribunal del drid del sábado 6 de Nayo de 1815), santo oficio. Sobre lo cual me han repidiendo por todo que se le conceda la presentado prelados sabios y virtuosos, plaza de fiel de la casa matanza de Má- y muchos cuerpos y personas graves, laga, se ha servido S. M. mandar por asi eclesiásticas como seculares, que á decreto señalado de la real mano que este tribunal debió España no haberse se atienda esta solicitud en lo que pi contaminado en el siglo diez y seis de de. = Lo que de real orden participo á los crrores que causaron tanta afliccion VV. SS. para su inteligencia y cum á otros reinos, floreciendo la nacion al plimiento. = Dios &c. Palacio 1.o de mismo tiempo en todo género de letras, Mayo de 1815. = Francisco de Paula en grandes hombres y en santidad y Luna. -Scñores directores generales de virtud. Y que uno de los principales rentas.

medios de que el opresor de la Europa

se valió para sembrar la corrup:ion y Núm. 20. Coleccion de decretos, to la discordia , de que sacó tantas ventamo 1.°: Barcelona, 1814, páginas 29 y 3o. jas, fue el destruirle so color de no su

frir las luces del dia su permanencia Núm. 21. RESTABLECIMIENTO DE LA por mas tiempo, y que despues las llaINQUISICION.

madas Cortes generales y estraordina

rias, con el mismo pretesto y el de la El glorioso título de católicos, con Constitucion que hicieron tumultuariaque los reyes de España se distinguen mente, con pesadumbre de la nacion le entre los otros principes cristianos por anularon. Por lo cual muy ahincadano tolerar en el reino á ninguno que mente me han pedido el restablecimienprofese otra religion que la católica, to de aquel tribunal; y accediendo Yo a postólica , romana, ha movido pode á sus ruegos y á los deseos de los puerosamente mi corazon á que emplee, blos, que en desahogo de su amor á la para hacerme digno de él, cuantos religion de sus padres han restituido medios ha puesto Dios en mi mano. de sí mismos algunos de los tribunales Las turbulencias pasadas y la guerra subalternos á sus funciones , he resuelquc afligió por espacio de seis años to to que vuelvan y continuen por ahora das las provincias del reino , la estan- el consejo de Inquisicion y los demas cia en él por todo este tiempo de tro- tribunales del santo oficio al cjercicio pas estrangeras de muchas sectas, casi de su jurisdiccion, asi de la eclesiástica. todas inficionadas de aborrecimiento y que á ruego de mis augustos predecesoodio á la religion católica , y el desor res le dieron los pontifices, juntamente den que traen siempre tras si estos ma con la que por su ministerio los prelales, juntamente con el poco cuidado dos locales tienen, como de la real que que sc tuvo algun tiempo en proveer lo los reyes le otorgaron; guardando en el que tocaba á las cosas de la religion, uso de una y otra las ordenanzas con dió á los malos suelta licencia de vivir que se gobernaban en 1808, y las leyes á su libre voluntad , y ocasion á que se y providencias que para evitar ciertos abusos, y inoderar algunos privilegios, presivas gracias, tomándolas al mismo convino tomar en distintos tiempos. tiempo para sí. = Dios guarde á V. S. Pero como ademas de estas providencias muchos años. - Madrid 11 de Julio de acaso pueda convenir tomar otras., y mi 1814. =Eguía.= Señor gobernador miintencion sea mejorar este estableci- litar de Sevilla. miento de manera que venga de él la mayor utilidad á mis súbditos, quiero Núm. 23. Real orden. - Con fecha que luego que se reuna el Consejo de de 28 de Junio del presente año se reInquisicion, dos de sus individuos, con Initieron al teniente de rey de la plaza otros dos del mi Consejo Real, unos y de Valencia por el correo ordinario dos otros los que Yo nombrare, examinen supuestas reales órdenes, firmadas al la forma y modo de proceder en las parecer por el señor Don Francisco de causas que se tiene en el santo oficio , y Eguia , secretario de Estado y del desel método establecido para la censura y pacho de la Guerra, en las cuales se prohibicion de libros; y si en ello ha mandaba arrestar y quitar la vida al llaren cosa que sea contra el bien de capitan general de aquella provincia mis vasallos y la recta administracion don Javier Elio, de cuyo horrible atende justicia, o que se deba variar, me tado se dió avisó en la Gaceta de esta lo propongan y consulten para que a corte del dia 12 de Julio, ofreciendo el cuerde Yo lo que convenga. Tendréislo premio de diez mil pesos al que descuentendido y lo comunicareis á quien briese el autor ó cómplice de tan infacorresponda. - Palacio 21 de Julio de me hecho, para que siendo habido, no 1814. = Yo el rey.=A don Pedro de quedase sin castigo su atroz delito.' Macanáz.

Comprometido el decoro del rey y su

soberanía con semejante atentado, tuvo Núm. 22. Ministerio de la Guerra. á bien dar comision al capitan general Don Lucas María de Yera, alleréz del de csta provincia de Castilla la Nueva pegimiento de caballería de Montesa, ha para que por su juzgado se formase caullegado á esta á las seis de la tarde de sa , sin escepcion de fuero, ni perdonar ayor; y habiéndole yo presentado al rey, medios ni diligencia alguna hasta despuso en sus reales manos el pliego de cubrir su verdadero autor. V. S. en que participa á S. M. las su De resultas de las diligencias prinpuestas y falsas órdenes que habia re cipiadas fue puesto en arresto don Juan cibido contra la apreciable persona del de Sevilla , oficial de la secretaría de capitan general de los reinos de Sevilla, Estado y del despacho de la Guerra, Córdoba y Jaen, conde de La Bisbal: por solo el indicio de haber declarado S. M., bien enterado de todo, no ha po los maestros revisores de letras, nomdido menos de sorprenderse de semejan brados para el reconocimiento y cotejo te atentado, y me manda en su conse de papeles ocupados judicialmente, que cuencia decir á V. S., como lo verifico la letra de Sevilla, en la cual obraban de real orden, que le han sido gratas algunos escritos de oficio, tenia semelas medidas que tomó con este motivo janza con la de las supuestas reales para librar á un inocente y benemérito órdenes. oficial del terrible golpe que la maldad El mencionado capitan general, en le habia preparado; y como de este hor- consulta de 29 de Setiembre último, ha rible y atroz atentado debe descubrirse espuesto a S. M. que despues de habersu autor o autores por todos los medios se valido el juzgado de todos los arbiimaginables, me enviará V. S. en plic trios y medios que estan á su alcance, go certificado las órdenes que hubiesc haciéndose repetidos y prolijos exámerecibido sobre este asunto, con los so- nes, ensayos y cotejos entre las subres con que las hubiesc recibido, de puestas reales órdenes y los papeles 0jando al general conde de La Bisbal cupados á Sevilla, asi en su papelera en el pleno uso de sus funciones, y a- de la secretaria , como en la casa de su segurándole lo sensible que ha sido á habitacion, escritos en diferentes époS. M, esta horrorosa persecucion, de la cas, y sobre diversas materias, todo con que ha podido en parte libertarle el ti el objeto de que los revisores rectificano con que ha procedido V, S., en union sen su juicio, habia sido infructuoso con las personas que compusieron la cuanto se habia practicado, y por tanjunta que celebró al efecto, y á las que to se hacia preciso confesar de buena dará V. S. á nombre del rey las mas es- fé que en todas las diligencias y opera

ciones cjecutadas resultaba la inocen- ducta , fidelidad en el desempeño de cia de Sevilla , cuya irreprensible con- sus deberes y adhesion á su real persoducta y buena reputacion se hallaban na, cuatro mil reales de pension vitaademas apoyadas y sostenidas del modo licia sobre la encomienda de Acenche. mas solemne por toda clase de personas, de la orden de Alcántara, que deberán hasta del mas elevado carácter, y que entenderse a favor de su hijo don Juan, de consiguiente clamaba la justicia por de menor edad, por haberlo asi solicique asi se declarase; concluyendo quc tado de la piedad de S. M. a poyado en estos fundamentos , creía, de acuerdo con su auditor de Guerra, Núm. 24. Cuenta dada de su vida que debia declarársele por inocente del política por don Manuel Godoy , prindelito que motivó su arresto: que debia cipe de la Paz &c. Madrid, 1836, toponérsele en absoluta libertad, sin que mo 1.°, pág. 14. de ningun modo debiese padecer su buena opinion y conducta por la nota Núm. 25. Don Pedro Gomez Labracausada en razón de este incidente, ni dor, huido de Francia y vuelto á Espaservirle de obstáculo para la continua ña, hizo á las Cortes una manifestacion en su destino, y demas á que es cion el 31 de Agosto de 1812, en la que y se haga acrcedor, sirviéndole su su decia : «Doy mi parabien á' las Cortes frimiento de mérito en el real ánimo por la sabia Constitucion que deja sende S. M. para los demas encargos ó co- tado el cimiento de la felicidad venimisiones que sean de su real confianza. dera del pais; estoy pronto á jurarla en

El rey , bien enterado de todo, y los términos dispuestos, pues mis serconvencido hasta la evidencia su real vicios anteriores afianzan a las Cortes ánimo de la inocencia de don Juan de mi alan muy patente para el desempeSevilla , de cuyo porte, conducta y fi ño de cuantas obligaciones tiene indelidad' nunca dudó S. M., pero que no puestas un código que encierra las ideas obstante, vista la sospecha que contra atinadas de los antiguos con cuanta él se dedujo , ya desvanecida, estimó mejora requiere, la mudanza ocurrida necesario, para satisfaccion de la vin- en los gobiernos modernos, por efecto dicta pública y mayor calificacion de su del tiempo y de los adelantos del enbuena opinion y la de toda la secreta- tendiminto humano. Leyóse esta esposiría, que se procediese contra su perso cion en la sesion de Cortes de 10 de na sin la menor contemplacion ni disi- Setiembre de 1812. mulo, para castigarle con todo el rigor El partido liberal proponia á Labracorrespondiente a la gravedad de su dor para la regencia, y su competidor culpa si resulta se convencido, ó remo- Villamil tan solo le sobrepujó en tres ver en caso contrario hasta el mas lige votos. (Véase Historia politica de Margero recelo de ella , ha tenido á bien liani, Barcelona, 1840: pág. 60.) Š. M. conforniarse en todas sus partes con lo espuesto por el capitan general Núm. 26. En el tomo citado de Deen su citada consulta; y en justa con- cretos, pág. 191 y siguientes. sideracion del sufrimiento y padecer de Sevilla se ha dignado concederle , co- Niím. 27. Véase esta carta integra mo una prucba nada cquívoca de lo sa. en el libro quinto. tisfecho que está de su buen porte, con

LIBRO OCTAVO.

Numero 1. Tucidides. Guerra del drid de 3 de Enero de 1815. Los que no Peloponeso: libro segundo.

crean posible tanta degradacion saldrán

de la duda consultándola. Num, 2. En premio de su humildad apostolica, dice la Gaceta de Ma- Num. 3. El decreto de 17 de Marzo

de 1815 entre otras cosas decia = «Para cias he procurado tomar mas detenique los inquisidores puedan ser distin- do conocimiento que el que tenia sobre guidos y honrados de todos como cor- la falsedad de las imputaciones crimiresponde , usen siempre diaria y pre nales que se han hecho a la compañía cisamente en sus vestiduras esterio de Jesus por los émulos y enemigos, no res como las otras órdenes de caba solo suyos, sino mas propiamente de lleria de estos reinos, con arreglo a los la religion santa de Jesucristo, pridecretos y concesion de la silla a pustó mera ley fundamental de mi monarlica , del hábito y venera que son pro quia, que con tanto teson y firmeza pios' del santo oficio y visten sus mi han protegido mis gloriosos predecesonistros en todos los actos que les son res, desempeñando el dictado de catóprivativos, sin que por tribunal, co licos que reconocicron y reconocen tomunidad , ni particular alguno pue dos los soberanos, y cuyo celo y ejemda disputárscles su uso, ni menos po plo pienso y deseo seguir con el auxilio ner en ello impedimento ni embarazo. que espero de Dios; y he llegado á conDe orden &c. = Gaceta de Madrid de vencerme de aquella falsedad, y de que 18 de Mayo de 1815.

los verdaderos enemigos de la religion

y de los tronos eran los que tanto traNum. 4. Sed compleri interim urbs bajaron y minaron con calumnias, rifuneribus, capitolium victimis, alius diculoces y chismes para desacreditar á filio, fratre alius , aut propincuo , aut la compañía de Jesus, disolverla y peramico interfectis, agere gratos deis, seguir á sus inocentes individuos. Asi ornare lauro domum, genua ipsius ad- lo ha acreditado la esperiencia, porque volvi et dextram osculis fatigare.- Tá- si la compañía acabó por el triunfo 'de cito: Anales, libro décimoquinto. la impiedad, del mismo modo y por el

mismo impulso se ha visto en la triste Núm. 5. Restablecimiento de los Je- época pasada desaparecer muchos trosuitas. = «Desde que por la infinita y nos, males que no habrian podido veespecial misericordia de Dios nuestro rificarse existiendo la compañía, anSeñor, para conmigo y para con mis temural inespugnable de la religion muy leales y amados vasallos, me he santa de Jesucristo, cuyos dogmas, visto en medio de ellos restituido al preceptos y consejos son los que solos glorioso trono de mis mayores, son mu- pueden formar tan dignos y esforzados chas y no interrumpidas hasta ahora vasallos como han acreditado serlo los las representaciones que se me han di mios en mi ausencia , con asombro gerigido por provincias, ciudades , villas neral del universo. Los enemigos misy lugares de mis reinos, por arzobis mos de la compañía de Jesus que mas pos, obispos y otras personas eclesiásti descarada y sacrilegamente han hablacas y seculares de los mismos, de cuya do contra ella, contra su santo fundalealtad, amor á su patria é interes ver- dor, contra su gobierno interior y podadero que toman y han tomado por la lítica, se han visto precisados á confesar felicidad temporal y espiritual de mis que se acreditó con rapidez la prudenvasallos, me tienen 'dadas muy ilustres cia admirable con que fue gobernada; y claras pruebas, suplicándome muy que ha producido ventajas importantes estrecha y encarecidamente me sirviese por la buena educacion de la juventud restablecer en todos mis dominios la puesta á su cuidado, por el grande arcompañía de Jesus, representándome dor con que se aplicaron sus individuos las ventajas que resultarán de ello á al estudio de la literatura antigua , cutodos mis vasallos, y escitándome á se- yos esfuerzos no han contribuido poco guir el ejemplo de otros soberanos de á los progresos de la bella literatura; Europa que lo han hecho en sus esta- que produjo hábiles maestros en difedos , y muy particularmente el respeta- rentes ciencias, pudiendo gloriarse de ble de S. S., que no ha dudado revocar haber tenido un mas grande número de el breve de Clemente XIV de 21 de Ju buenos escritores que todas las otras colio de 1773, en que se estinguió la or munidades religiosas juntas; en el nueden de los regulares de la compañía de vo mundo ejercitaron sus talentos con Jesus , espidiendo la célebre Constitu mas claridad y esplendor, y de la macion de 21 de Agosto del año último: nera mas útil y benéfica para la humaSollicitudine omnium ecclesiarum etc. nidad ; que los soñados crímenes se co

«Con ocasion de tan scrias instan- metian por pocos; que el mas grande

narquía, como al mejor régimen y go-
bierno de la comparia de Jesus, on
uso de la proteccion que debo dispensar
á las órdenes religiosas instituidas en
mis estados, y de la suprema autoridad
económica que el Todopoderoso ha de-
positado en mis manos para la de mis
vasallos y respeto de mi corona. Ten-
dréislo entendido, y lo comunicareis
para su cumplimiento a quien corres-
ponda. En palacio á 29 de Mayo de
1815. = A don Tomas Moyano.»

Nuim. 6. Sesion de 14 de Mayo de
1821.

Núm. 7. Sermon de 21 de Diciem-
bre de 1814.

número de los Jesuitas se ocupaba en el
estudio de las ciencias, en las funcio-
nes de la religion, teniendo por norma
los principios ordinarios que se paran á
los hombres del vicio y les conducen
á la honestidad y á la virtud. Sin em-
bargo de todo, como mi augusto abuelo
reservó en sí los justos y graves moti-
vos que dijo haber obligado a su pesar
su real ánimo á la providencia que to-
mó de estrañar de todos sus dominios
á los Jesuitas, y las demas que contiene
la pragmática sancion de 2 de Abril de
1767, que forma la ley 3.“, libro 1.o, ti-
tulo 26 de la Novisinia Recopilacion ; y
como me consta su religiosidad, su sa-
biduría, su esperiencia en el delicado
y sublime arte de reinar; y como el
negocio por su naturaleza , relaciones y
trascendencia debia ser tratado y exa-
minado en el mi Conseju para que con
su parecer pudiera Yo asegurar el a-
cierto en su resolucion, he remitido á
su consulta con diferentes órdenes va-
rias de las espresadas instancias, y no
dudo que en su cumplimiento me acon-
sejará lo mejor y mas conveniente á mi
real persona y estado, y á la felicidad
temporal y espiritual' de mis vasallos.
Con todo no pudiendo recelar siquiera
que el Consejo desconozca la necesidad
ý utilidad pública que ha de seguirse
del restablecimiento de la compañía de
Jesus, y siendo actualmente mas vivas
las súplicas que se me hacen á este fin.
he venido en mandar que se restablez-
ca la religion de los Jesuitas por ahora
en todas las ciudades y pueblos que
los han pedido, sin embargo de lo dis-
puesto en la espresada real pragmáti-
ca sancion de 2 de Abril de 1767, y
de cuantas leyes y reales órdenes se
han espedido con posterioridad para su
cumplimiento, que derogo, revoco y
anulo en cuanto sea necesario, para
que tenga pronto y cabal cumplimien.
to el restablecimiento de los colegios,
hospicios , casas profesas y de novicia-
do , residencias y misiones establecidas
en las referida's ciudades y pueblos
que los hayan pedido ; pero sin per-
juicio de estender el restablecimiento
á todos los que hubo en mis dominios,
y de que asi los restablecidos por este
decreto, como los que se habiliten por
la resolucion que diere á consulta del
mismo Consejo, queden sujetos a las le-
yes y reglas que en vista de ella tuvie-
re á bien acordar, encaminadas á la
mayor gloria y prosperidad de la mo-

les términos de

destituido del emple

Núm. 8. Queriendo dar una pública
demostracion de mi justicia para que
sirva de escarmiento en mi reinado á
los vasallos que abusando de mi con-
fianza y ardientes deseos del acierto en
procurar la felicidad de mis pueblos,
se atreven á acercarse á mi rcal persoo
na para levantar calumnias, darme fal-
sos informes y proponerme bajo la apa-
riencia del bien de la nacion provi-
dencias opuestas a él, llevados solamen-
te de odios personales ú otros motivos,
vengo en mandar que don Felipe Gons
zalez Vallejo, por haber abusado en ta-
les términos de mi confianza y buenos
deseos, quedando destituido del empleo
de director de las reales fábricas de
Guadalajara y Brihuega , pase, usando
de conmiseracion, á la plaza de Céuta,
y subsista confinado en ella por el tér-
mino de diez años, sin poder salir, aun
despues de cumplido, mientras que no
obtenga ni real permiso. Tendréislo
entendido, lo publicareis y dareis las
órdenes convenientes á quienes corres-
ponda.= Rubricado de la real mano.s.
En palacio á 28 de Enero de 1816. =
Al marques de Campo Sagrado.»

Num. 9. Gobierno del señor rey don
Carlos III, ó instruccion reservada para
direccion de la Junta de Estado. Dada
á luz por don Andrés Muriel.=Madrid,
1839, página 43.

Núm. 10. Martignac en la obra otras
veces citada , pág. 168.
. Num. 11. Historia política de Espa-
îia por Marliani, pág. 245 y siguientes.

« AnteriorContinuar »